En un mercado tan regulado es difícil mejorar los márgenes de rentabilidad

ngel Yebara es el Director General del Hospital Británico y su gran apuesta es transformar al centro en uno de los más fuertes en cuanto al equipamiento tecnológico que ofrece a sus pacientes. Este médico tiene 51 años, es divorciado y tiene dos hijos

ngel Yebara es el Director General del Hospital Británico y su realidad como máximo directivo de la institución médica se divide por dos caminos muy distintos. Por un lado, la visión positiva de avanzar con proyectos que le permitan al centro crecer. Por el otro, entender qué cuestiones ligadas con la actualidad del sector (como las regulaciones), le representan una complicación.


El hospital viene creciendo en forma progresiva. Hoy estamos posicionados como para comenzar a liderar el mercado de salud del país, como hospital de comunidad. Se trata de una asociación sin fines de lucro, por lo que todo lo que se obtiene de rentabilidad se reinvierte, afirmó Yebara.


Sin embargo, no desconoce los inconvenientes, como el costo de la mano de obra y la intervención del Gobierno en el sector.


Hoy el hospital está en proceso de expansión ¿Qué es lo que tienen previsto?
Es un proyecto grande que va a involucrar un nuevo quirófano, una planta quirúrgica, un sector de terapia intensiva, además de un estacionamiento para 200 vehículos, siempre dentro de la misma estructura edilicia que tenemos. Esto nos dará también la posibilidad de tener más camas, con lo que llegaremos a las 300, contra las algo más de 250 con las que contamos en la actualidad. La inversión que tenemos en vista para estas obras toca los u$s 10 millones; casi otro Hospital Británico, y la obra demorará entre cinco y siete años. Pero claro, todo dependerá de la realidad económica que nos toque vivir. Es muy difícil saber hoy que podría ocurrir en ese lapso.


¿Y hoy que es lo que más los afecta de la realidad económica?
Sin dudas uno de los grandes problemas que tiene el sector en la actualidad es la presión tributaria; gran parte de los costos que tenemos que afrontar vienen desde ese lado. Por otra parte, para sostener el nivel de tecnología y alta complejidad del que hablamos se requiere personal que representa un importante nivel de desembolso e insumos, de los cuales muchos están cotizados en dólares y que además hay que traer del exterior. Hoy nuestro país no produce demasiada tecnología como para poder reemplazar eso. Y a veces estas cosas nos cuestan, aunque encontramos fórmulas para arreglarlo. Tampoco perdamos de vista lo que nos ocurre con el financiamiento.


¿No tienen buen acceso al crédito?
Nosotros en general somos bastante cautos con el endeudamiento, pero el acceso a créditos blandos sería una buena variante. Mi formación en finanzas me indica que a los hospitales no se les presta, y a esa máxima la sufrimos. Hoy algo de financiamiento tenemos, pero siempre es restringido y atado a ciertas variables, por lo que a nosotros no nos permite lograr un gran acceso.


¿Sufrieron como otros centros de atención la falta de insumos ante el corte a las importaciones?
Por suerte a nosotros no nos pasó. Pero es cierto que en el sector hubo inconvenientes.


¿Comparte la visión del sector sobre el alto costo de la mano de obra?
Es que no podemos negar que es uno de los aspectos más caros a los que debemos hacer frente. Hoy tenemos 2.500 empleados, y hay que pensar que para nosotros el nivel de exigencia de la mano de obra que tenemos es grande porque hay una estructura muy compleja que mantener. Es mucha mano de obra, que resulta cara.


¿Les juega en contra la intervención oficial en cuestiones como el precio de las cuotas?
Acompañamos lo que nos va permitiendo la autoridad nacional. Hoy no hay margen más que para eso. En las últimas reuniones lo que sí planteamos es que tenemos compromisos tomados como el aumento a los trabajadores de la salud. Por ejemplo, ahora en diciembre tenemos que otorgar un alza salarial del 10 por ciento. Todas estas cosas nos impactan en forma negativa porque ya la rentabilidad que tiene el sector es muy baja, no llega al 3% anual.


¿En diciembre debería entonces llegar otro aumento?
Nosotros ya presentamos todo lo que nos pidieron; mucho más no podemos hacer pero sería algo fundamental para afrontar esa suba de sueldos.


En el contexto actual superar esos márgenes de rentabilidad no pareciera algo fácil...
En un mercado tan regulado y donde tenemos que estar conciliando en forma permanente precios y tarifas, no es simple. Lo único que nos queda es realizar un control de los gastos

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día