SÓLO UN 4% LLEGA A CEO Y SUS INGRESOS SON HASTA 23% M S BAJOS

En el país, las mujeres ejecutivas son pocas y ganan menos que los hombres

Ascender en la pirámide corporativa es un problema para muchas profesionales. Pero la diversidad de género y el liderazgo que ejercen está cambiando el escenario

Si bien cada vez es más común que las mujeres ocupen puestos más altos en las pirámides de las organizaciones, todavía siguen siendo muy pocas las que escalan hasta el tope de la pirámide. De hecho, sólo el 4% de las empresas grandes y pymes están dirigidas por mujeres, según un relevamiento realizado por Glue Consulting, una consultora especializada en reclutamiento de top management. En el caso de las multinacionales, el porcentaje de mujeres en gerencias senior y direcciones asciende al 25% y se concentran especialmente en las áreas de Recursos Humanos y Marketing.

Hubo un cambio positivo para las mujeres por dos factores. Por un lado, los resultados; porque los boards ven que en las empresas donde las mujeres tienen un liderazgo diferente los resultados llegan. Y por otro lado, las compañías están poniendo mucho foco en el balance social y la diversidad de género explicó Brenda Barán, socia de Glue Consulting. Cuando entrevistamos a las ejecutivas líderes, la flexibilidad es la clave para poder retenerlas. No tener que estar nueve horas por día en la empresa los cinco días de la semana, agregó.

La especialista destacó los avances en los beneficios por maternidad en las compañías, especialmente en el sector de consumo masivo y tecnología. Si bien la licencia legal es de tres meses con opción a extenderla, hay empresas que le brindan flexibilidad horaria a la profesional que es madre en su reincorporación, pudiendo optar por trabajar part-time o hacer home office, detalló Barán. Una tendencia que se afirma es la negociación uno a uno acerca del horario laboral. Cuando la empresa apuesta por una profesional y le brinda este tipo de beneficios, se genera una relación emocional positiva. Pero la maternidad en un contexto empresarial donde no existe una apertura real hacia la diversidad, puede resultar una barrera, agregó.

Sin embargo, a la hora de las comparaciones salariales las noticias para las mujeres no son alentadoras. El promedio salarial para una CEO es de $ 91.746, un 23% menos que el de un CEO que alcanza los $ 118.399, de acuerdo a un relevamiento de la consultora Mercer en base a 288 empresas. Las diferencias se achican a medida que se desciende en la escala. Las directoras y gerentes mujeres (que son un 13%) ganan en promedio un 7% menos que los hombres que ocupan el mismo puesto.

El crecimiento de las mujeres en el mundo empresarial es una tendencia que va en aumento. Si bien, aún no existen las mismas oportunidades que para el hombre, cada vez hay mayor cantidad de mujeres en posiciones de decisión, opinó Silvia Rodil, directora y socia fundadora de la consultora Ghidini Rodil. Las organizaciones están enfrentando cambios constantes y deben escuchar y atender la diversidad. Los talentos femeninos se muestran como un complemento de los masculinos, agregó.

En la Argentina, entre las CEOs mujeres se destacan Isela Costantini (General Motors); Anne Nijs (Pfizer); Paula Guerra (Viacom International); Fabiana Castiñeira (Allianz); Fabricia Degiovanni (Microsoft) y Silvia Tenazinha (Oracle).

A nivel global, el caso más famoso es el de Indra Nooyi, la CEO de PepsiCo que ocupa el puesto 10 en el ranking Forbes de las mujeres más poderosas del mundo. También son lideradas por mujeres IBM, Xerox, Hewlett-Packard y la brasileña Petrobras. A la lista se acaba de sumar la automotriz Honda que el mes pasado designó por primera vez a una mujer en su junta directiva. El primer ministro Shinzo Abe instó a todas las compañías japonesas que cotizan en bolsa a contar con una mujer entre sus altos ejecutivos.

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés