Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En Brasil acusan a Techint de usar "medidas ilegales" para tomar el control de Usiminas

El grupo de la familia Rocca fue cuestionado por sus socios de Nippon Steel que lo definen como "un holding que buscar "desestabilizar" la operatoria de la firma

En Brasil acusan a Techint de usar

La pelea entre Techint y el grupo japonés Nippon Steel & Sumitomo Metal por el control de Usiminas volvió a sumar un nuevo capítulo.

La semana pasada, el conglomerado asiático acusó a sus socios en una de las principales siderúrgicas brasileñas de buscar la "desestabilización" operativa y de actuar "ilegalmente" con el objetivo de asumir el control total de la empresa de la cual posee el 39% de las acciones y el 23,6% del capital después de un fuerte proceso de capitalización y de aporte de fondos para evitar que se profundice la crisis que sufrió el año pasado.

Las acusaciones de sus socios japoneses. que poseen 32,4% de las acciones ordinarias de Usiminas y 18,4% de su capital, se refieren a la destitución del CEO de la firma, Romel de Souza, por el consejo de administración, hecho que fue impulsado por los representantes de Techint el 23 de marzo pasado.

A través de una solicitada publicada en los principales medios brasileños, Nippon Steel considera que Techint "burló una decisión previa del Tribunal de Justicia de Minas Gerais", que había fallado por restituir al ejecutivo a su cargo después de otra determinación similar ocurrida en mayo del año pasado cuando De Souza fue reemplazado por Sergio Leite, entonces vicepresidente comercial de Usiminas, y quien ahora también fue nombrado en el mayor cargo de la siderúrgica con apoyo de Techint.

Según Nippon Steel, este cambio no fue aprobado por los accionistas en una reunión previa del Consejo, tal como lo exige un acuerdo entre ambos grupos pero que los japoneses denuncian que no ocurrió. "La medida nos hace sospechar que Ternium/Techint, conciente de la dificultad de revertir la última y acertada decisión judicial, pretende forzar la elección de un CEO de su preferencia para detentar el control absoluto de Usiminas", sostiene Nippon Steel.

El texto agrega que "eso convertiría a Usiminas en una simple subsidiaria del grupo ítalo-argentino en su estrategia para América latina". El comunicado acusa a Techint de evitar el "interés colectivo" en Usiminas y de privilegiar "el propio, usando en reiteradas ocasiones actos ilegales en desafío de las instituciones". Y describe al holding de la familia Rocca como "un grupo que de forma deliberada crea situaciones de discordia, generando inestabilidad para Usiminas".

Las acusaciones fueron rechazadas por Techint en donde aclararon que se debe a la destitución de De Souza, el mes pasado, por parte de la mayoría de los 11 miembros del Consejo Directivo de Usiminas por impulso de Techint.

El ejecutivo fue reemplazado por Sergio Leite, con lazos cercanos a Ternium que acusó a De Souza de violar el estatuto social y las reglas de transparencia de Usiminas, al acordar sin consenso del Directorio el cambio de un contrato de provisión con la firma Mineraçao Usiminas (MUSA). El acuerdo obligaba a Usiminas a proveer a MUSA de 4 millones de toneladas de mineral de hierro por año.

Pero como Usiminas cerró las plantas que usaban ese producto, redujo su demanda a 2 millones. De Souza accedió, sin aval del Consejo Ejecutivo de Usiminas, a cubrir el valor necesario para que MUSA tenga un margen de Ebitda igual al que hubiese logrado con el contrato inicial. Según Techint, "escondió un documento estratégico y relevante".