Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Empresarios piden más infraestructura, créditos y reforma tributaria al Gobierno

Los industriales aseguran que el acceso al financiamiento y la adopción de medidas para bajar los costos logísticos, laborales e impositivos traerán más inversiones

Empresarios piden más infraestructura, créditos y reforma tributaria al Gobierno

"Del precio de un producto en la góndola, 21% es el costo de transporte y casi 50% impuestos. Así no se puede competir. En los últimos cinco años perdimos el 40% de los mercados de exportación, y ahora también se retrae la demanda interna", se quejaba un directivo de una cooperativa láctea en el Coloquio Industrial de Córdoba que se realizó la semana pasada en la capital mediterránea.

Y no era el único. El titular de una pyme metalmecánica añadía por lo bajo: "al costo logístico y tributario hay que sumarle el costo laboral. Y no hablo de los salarios, sino del ausentismo y la litigiosidad. Si necesito ocho empleados en mi fábrica tengo que contratar nueve, porque siempre falta alguno. Y por más que cumplimos con todas las normas, la ART nos cobra casi 10% adicional".

Gerardo Seidel, empresario del rubro de envases, y presidente de la Unión Industrial de Córdoba, trazó su diagnóstico: "las empresas, y fundamentalmente las pymes, tienen problemas por la caída de la demanda y el encarecimiento del crédito. La crisis de Brasil, donde va el 27% de nuestras exportaciones, complica todo".

El anfitrión del encuentro señaló: "no pedimos una devaluación, sino un tipo de cambio estable. La apertura comercial es necesaria. Estuvimos 10 años aislados. No le tememos a la competencia, salvo cuando viene de países (asiáticos) donde la mano de obra y los insumos son más baratos".

Con respecto a la inversión, -algo que el gobierno le está reclamando con énfasis a los privados- "necesitamos financiamiento a largo plazo y a tasas lógicas. Estamos esperando líneas de la banca estatal o privada que sean accesibles y no piden garantías imposibles", apuntó Seidel, sin escaparle al debate sobre el tarifazo: "nos afectó, sobre todo a las industrias que son más energético-intensivas. De todos modos, la energía más cara es la que no se tiene. Si aspiramos a inversiones, tenemos que disponer de energía, y para eso hacen falta obras de infraestructura".

Mario Buttilengo, de la Cámara de la Construcción de Córdoba, destacó que "después de un primer semestre con poco movimiento, ahora se están empezando a licitar obras viales y de viviendas". El empresario lamentó no obstante, que en las licitaciones del gobierno provincial no se priorice el trabajo local. "Hay un programa Compre Córdoba que no se aplica como en Santa Fe", comparó.

También reclamó la implementación de un sistema de redeterminación de precios, ya que "entre que licitamos una obra, empezamos su ejecución seis meses después y la cobramos al año siguiente, perdemos por la inflación, los cambios en los impuestos, la suba del costo de la energía y los insumos".

Por su parte, Cristiano Ratazzi, titular del grupo Fiat, que acaba de anunciar una inversión de u$s 500 millones junto a Chrysler para fabricar un modelo Sedán que se exportará a la región, aseguró que "el blanqueo va a ser un éxito, pero espero que se vuelque a inversiones y compra de autos y que no vaya a parar a las cajas del gobierno", se sinceró.

Adrián Kaufmann, titular de la UIA, cerró el encuentro admitiendo que "este es un año difícil, ya que desde 2011 la industria viene en caída". Sin embargo, se mostró optimista para el 2017, si se implementa una reforma tributaria que elimine las superposiciones impositivas, y se mejora la infraestructura. El empresario también cruzó al gobernador Schiaretti que en su discurso afirmó que las empresas monopólicas elevan los precios de los insumos. "Los industriales argentinos pagan tres veces más por la energía que en Brasil y nuestros costos son el doble de los de México", afirmó.