Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Elsztain vendió empresa agroquímica en Israel a un grupo de origen chino

El dueño de IRSA cedió el 40% de las acciones que controlaba mediante el fondo IDBD. La compradora también se hace cargo del pago de una deuda por u$s 1170 millones

Eduardo Elsztain acaba de vender su participación en la firma de agroquímicos genéricos Adama Agricultural Solutions, que controlaba a través del fondo israelí IDB Developent Corporation del que se hizo cargo desde hace dos años. La compañía fue vendida a ChemChina por u$s 230 millones e incluye que la empresa china se hace cargo de la cancelación total del préstamo por alrededor de u$s 1170 millones que tenía con un banco de ese país asiático.
Este es el resultado de una ingeniería corporativa compleja que el grupo dueño del Alto Palermo y el hotel Llao Lao, entre otros negocios en el país, comunicó a la Bolsa porteña. IRSA es dueña de IDB Development, el holding que controla el 76,4% del fondo Discount Investment. Este último a su vez maneja la firma KOOR (sociedad israelí que creó Maktheshim Agan, luego devenida en ADAMA), a quien ChemChina compró ahora las acciones que tenía en Adama. La firma china tenía el 60% del paquete accionario de la agroquímica y con la operación de esta semana completa la totalidad.
Según informó IRSA, se espera que la transacción de venta termine de completarse el 31 de octubre, de acuerdo a las aprobaciones regulatorias y de defensa de la competencia en China.
Adama, que significa "tierra" en hebreo, es una de las compañías del mundo más importantes en la protección de cultivos para aumentar los rendimientos como fungicidas, herbicidas, insecticidas, tratamientos de semillas y otros productos no agroquímicos como suplementos nutricionales, aromáticos e industriales. Posee siete centros de desarrollo de productos globales y 19 plantas de producción (síntesis y formulación). Más del 40% de su negocio está concentrado en América.
Vende sus productos a más de 100 países y representaba a un segmento importante para IDB, el agrícola, en el que tiene ahora menor participación.
Para el holding que maneja Elsztain en Israel, y que en facturación asegura que representa casi el 5% del PBI de ese país, significa una buena noticia por la alta deuda que mantenía y se encargará de pagar la compradora y ex socia. Según fuentes vinculadas a la operación, a la vez el mercado tuvo una buena recepción dado que la acción de IRSA subió ayer, y el desarrollo de Elsztain en Israel se recupera luego de que sus primeros tiempos en IDB no fueron fáciles, ya que debió atravesar una batalla judicial con los acreedores que arrastraba el fondo de su gestión anterior y a quienes adeudaba más de u$s 1600 millones.
A partir de la salida de Adama del portafolios de IDBD, el holding se concentra en sus negocios de Real Estate, de telefonía celular con la firma Cellcom (que posee más de 3 millones de abonados y es líder en Israel) y la cadena de supermercados Super Sol, la principal también en ese país. También posee negocios vinculados a la energía, seguros y químicos. Eduardo Elsztain es el presidente del grupo desde que tomó su control en 2014.
La firma que se hará cargo de la totalidad de Adama es otro gigante. Se conoce como ChemChina, de China National Chemical Corporation, factura u$s 40.000 millones al año y se encuentra en el top 20 de las compañías de químicos en el mundo, según el ranking de la revista Fortune. Tiene negocios en en sectores de materiales químicos nuevos y básicos, procesamiento de petróleo, agroquímicos, productos de caucho y equipos químicos.