U$D

JUEVES 18/04/2019

Elon Musk echó a 700 personas y ya se habla de una crisis en Tesla

Sin lograr los resultados trismestrales prometidos, apelan a un ajuste. Debe afrontar denuncias de una supuesta persecusión sindical

Elon Musk echó a 700 personas y ya se habla de una crisis en Tesla

Tesla, fábrica de autos autónomos creada por Elon Musk ubicada en Palo Alto, despidió a cientos de trabajadores la semana pasada, incluidos ingenieros, gerentes y trabajadores no calificados, mientras la compañía lucha con expandir su producción.

Estos despidos llegan luego de que este fabricante no alcanzará sus propias metas: fabricó 260 autos a pesar de tener una lista de espera de 450.000 clientes.

La empresa viene recortando operaciones, además, en la fábrica de baterías SolarCity, en donde despidió 63 personas el año pasado.

Elon Musk dijo que espera incrementar la producción a medio millón de vehículos en 2018. La empresa espera, mientras tanto, entregar 100.000 automóviles este año.

Si bien la fabrica va camino a automatizarse, Musk le dijo a los inversores al presentar los resultados del segundo cuatrimestre que espera gastar mucho en horas extras.

También hizo bromas sobre los empleados que estarán en el infierno de la producción para llegar a las metas. Sin embargo, no llegaron a la meta a los 1500 a los que tenían que alcanzar en el segundo trimestre.

Y la compañía perdió US$ 336 millones en el último cuatrimestre.

Según la empresa, los despidos son parte de la revisión anual, e insistió en que no se trata de recortes, y que algunos (otros) trabajadores recibieron promociones y bonos.

Como en cualquier empresa, especialmente una con 33.000 empleados, las revisiones de performance en ocasiones llevan a la salida de personal, explicó el vocero. Tesla continuará creciendo y contratando empleados en todo el mundo.

Ex empleados, así como los que quedaron, indicaron en varias entrevistas que no recibieron una advertencia previa. Los entrevistados son ingenieros trabajando en el diseño de automóviles así como en la producción, un supervisor y empleados de la planta.

La empresa viene enfrentando el descontento de algunos trabajadores, que se quejaron tanto de las condiciones de trabajo como de los salarios, que serían los más bajos de la industria automotriz estadounidense.

En este sentido, Tesla tiene que presentarse a una audiencia en noviembre frente al Consejo Nacional de Relaciones del Trabajo por acusaciones de persecución de empleados que distribuían literatura sindical. La empresa ha negado estas acusaciones pero algunos de los despedidos eran aquellos que estaban a favor de formar un sindicato al interior de Tesla (algo que la compañía, por supuesto, también ha negado).

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés