Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El sector del turismo ya se prepara para enfrentar un año difícil

Carla Quiroga; Álvarez Argüelles; Planas; Monti y Fusaro

Carla Quiroga; Álvarez Argüelles; Planas; Monti y Fusaro

A fines del año pasado, el sector turístico cerró con número en alza. Es en la última parte de 2015 que la demanda venía estimula por varios factores: un dólar percibido como "barato", planes de financiación a largo plazo y la certeza de la cercanía de una nueva devaluación.

Sin embargo, ahora el escenario es diferente. Durante la Expo EFI, en el que El Cronista fue Main Media Partner y organizador, ejecutivos de empresas turísticas hablaron de una demanda más "prudente" como consecuencia de un público al que le resulta cada vez más difícil estimar cuál es su poder de compra real.

"En el interior del país percibimos entre 3 y 10 puntos de pérdida de ocupación pero vemos señales de recuperación. En Buenos Aires, en tanto, la performance es muy buena y vemos una recuperación de la ocupación y de las tarifas como efecto de la devaluación", explicó Claudia Álvarez Argüelles, CEO de Álvarez Argüelles Hoteles, la cadena dueña del tradicional hotel marplatense Costa Galana, entre otros.

"Teniendo en cuenta que los tiempos anteriores no habían sido buenos, en diciembre de 2015 explotó la demanda por el tipo de cambio más el raid alcista de los precios. En enero, febrero y marzo hubo un 30% más de pasajeros a Uruguay, en general, que el año anterior", señaló Sebastián Planas, presidente de Colonia Express.

Guillermo Monti, CEO & partner Grupo Bibam Biblos Travel y Avantrip.com, estimó que luego de la etapa de "reacomodamiento" que se está transitando se vislumbra un nuevo ciclo de crecimiento. "El proceso que viene es el de ingreso de capitales y de apreciación del peso", destacó.

En el caso de los viajes en crucero también se pasó de una excelente temporada de verano a una caída. "Las reservas cayeron un 30%. Hay un público más expectante que va a a esperar hasta último momento", señaló Roberto Fusaro, director Ejecutivo para Sudamérica de MSC Cruceros. El ejecutivo señaló que hubo una baja constante en la cantidad de cruceros que llegaron a Buenos Aires en los últimos 5 años y que en el último la caída fue del 35% con respecto al anterior.

La irrupción y crecimiento de servicios turísticos que eliminan a los intermediarios –con plataformas como AirBnb y Uber como ejemplos– es uno de los temas que marca hoy la agenda de las empresas del sector. "La tecnología es el gran dinamizador. En cada industria hay un Uber latente", advirtió Monti. "Uber demuestra lo que va a pasar, la desregulación y la creatividad de los nuevos modelos van a ser imbatibles. No va a haber más tolerancia para el error. Ya lo vemos ahora, la molestia de la gente frente a una demora, por ejemplo, es cada vez más alta", agregó Planas.

Entre las demandas al nuevo Gobierno, los panelistas mencionaron la falta de incentivos fiscales para el turismo receptivo, la necesidad de inversión en infraestructuras (rutas según el flujo turístico, el tamaño del puerto de Buenos Aires), una mejor conectividad entre Ezeiza y el centro de Buenos Aires y una política crediticia adecuada para el sector.

"Uruguay es un ejemplo muy dinámico de retribución del IVA al turista en alojamientos, alquileres, gastronomía y combustible. Es una política que reclamamos", concluyó Álvarez Argüelles.