Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El robo de autos en la Argentina, un delito que ya mueve más de $ 3600 millones por año

Se sustraen en el país 434 vehículos cada 24 horas. La Ciudad de Buenos Aires y el conurbano son las zonas que concentran la mayor cantidad de ilícitos

El millonario robo de autos es impulsado por la venta de autopartes en el mercado informal

El millonario robo de autos es impulsado por la venta de autopartes en el mercado informal

La industria automotriz cerrará un año con diferentes escenarios en los cuales la producción y la venta de modelos usados continuarán con síntomas negativos, mientras las unidades 0 Km habrán logrado un importante crecimiento con respecto a 2015. En este contexto, además de sufrir los vaivenes de la economía, el sector enfrenta otro problema, derivado de la ilegalidad. Es decir, del robo de autos que, según un relevamiento de la Superintendencia de la Nación, ya mueve alrededor de $ 10 millones diarios. Es decir, $ 300 millones por mes o $ 3650 millones al año.

El trabajo agrega que se roban en el país 434 vehículos cada 24 horas, dato que se desprende de informes hechos al ente por las 14 principales aseguradoras del país. Es más, una circular de la SSN emitida el 17 de noviembre informó que de junio de 2014 al mismo mes de 2015 se detectaron 158.504 robos. El monto pagado por las aseguradoras por estos ilícitos llegó a $ 60.578 millones por robos totales y $ 5512 millones por parciales.

En cuanto a las zonas "más calientes" se identifica a la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense como las que concentran la mayor cantidad de hechos ilícitos, impulsados por un negocio que puede mover más de un millón y medio de piezas al año como parte de un mercado negro en el cual, por ejemplo, hoy se pagan desde $ 3000 para ‘levantar’ un auto de la calle. El número varía según se trata de un modelo de fácil colocación, o uno pedido a medida de la demanda de alguna autoparte puntual.

Según el trabajo, las autopiezas más pedidas y robadas son puertas; tapas de baúl; capot; ópticas; llantas completas; instrumental y equipamiento eléctrico para lunetas. También hay demanda ilegal por limpiaparabrisas; cajas de cambio y otros equipos computarizados. "Piezas que rápidamente pueden ser vendidas, y generar una ganancia fácil de unos $ 30.000 por auto, cifra que puede crecer hasta en 12 veces con respecto a la inversión que se pagó para robarse ese vehículo y sacarlo de circulación.

Es que las piezas robadas tienen mercado. Es decir, hay demanda. Y esto se debe a que, según los especialistas, para muchos propietarios de auto, adquirir una pieza en el mercado ilegal puede significar arreglar su vehículo con valores entre 30% y 40% por debajo de lo que sería adquirir una autoparte legal.
A esto se suma el beneficio de no tener que pintar el auto o autoparte. Además en muchos casos estará reparado en un lapso menor de tiempo, sin inconvenientes en el ‘stock‘ que pueda tener por un faltante temporal de una pieza.

En este marco, una de las medidas adoptadas para combatir o por lo menos reducir el delito de robo de autopiezas es la del grabado de autopartes, que surgió como política de seguridad pública, y ya es requisito obligatorio de circulación para autos radicados en Ciudad de Buenos Aires; provincia de Buenos Aires; Córdoba y Mendoza.

Según los responsables de esta medida, además de tratarse de una barrera disuasiva, ya que el delincuente evitará robar un auto que este identificado como que ha sido grabado, "la trazabilidad que posibilita una ‘marca‘ numérica rompe el negocio de poner esa pieza en el mercado legal".

Es que grabada la autoparte, se supone que se extingue el motor económico detrás del robo de auto, un delito de alta violencia que en muchos casos termina en muertes. Desde el gobierno porteño advierten que a fin de año expiran los plazos para grabar las piezas de los autos con patentes terminadas en 7; 8 y 9 "por lo cual todo el parque automotor deberá circular con sus autopartes grabadas".

De acuerdo a la norma, los conductores que no cumplan con la ley que comenzó a regir en diciembre de 2011, podrán ser multados. Según los últimos datos del Ministerio de Justicia porteño, unos 500.000 autos habrían realizado ya la identificación de autopartes, sobre un parque automotor que supera el millón y medio de coches.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar