Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El gobierno porteño reclama a los bingos una millonaria deuda

Tras impulsar el cierre de las cinco salas, ahora la Ciudad podría recurrir a la justicia. Los bingos dicen que la medida favorecerá al Hipódromo de Palermo y al Casino flotante

El gobierno porteño reclama a los bingos una millonaria deuda

Tras haber definido el cierre de las cinco salas de bingo que funcionaron hasta el viernes en la Capital Federal, ahora el gobierno de Horacio Rodriguez Larreta buscará cobrarle a sus propietarios una millonaria deuda en concepto de canon no abonado. El monto que la Ciudad saldría a pelear en términos judiciales se acerca a los $ 250 millones. Si bien la decisión de judicializar el cobro de la deuda se está todavía evaluando, fuentes cercanas a este negocio aseguraron a El Cronista, que el camino de los tribunales sería el más "lógico", al tener en cuenta que los propietarios de los bingos "no tienen intenciones de abonar este dinero".

Ocurre que la determinación de dar por finalizados los contratos generó una fuerte disputa con los empresarios del sector. De hecho, el viernes pasado, publicaron una solicitada en la cual señalaron a las nuevas autoridades de Lotería Nacional de "desconocer los compromisos asumidos con los trabajadores". También acusaron a este organismo de beneficiar con el cierre de los bingos a los dueños de las tragamonedas del Hipódromo de Palermo y del casino flotante de Puerto Madero. Es decir, a Cristóbal López, quien es socio en ambos predios, además de estar librando una fuerte batalla con el gobierno de Mauricio Macri por una supuesta evasión fiscal de su petrolera Oil Combustibles. La misiva fue firmada por los dueños de los bingos Caballito; Lavalle; Congreso, Flores y Belgrano, quienes sostuvieron que "una vez más, una medida del Gobierno beneficiará a los mismos operdores de estos últimos 12 años, quienes gozarán del monopolio absoluto del juego en la Ciudad, salvo que esta sea la verdadera intención perseguida".

Los bingos venían funcionando desde principios de la década del 90. Fueron habilitados por la Ordenanza 46.477 de 1993. Pero por una decisión de Lotería Nacional caducaron las licencias. La medida también provocó manifestaciones del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara). El organismo asegura que cerca de 500 trabajadores se quedan sin empleo. En este sentido, el gobierno porteño asegura que de las indemnizaciones se deben hacer cargo los dueños de los bingos. Es decir, Nazareno Lacquaniti (Congreso, Flores, Belgrano y peatonal Lavalle) y Norberto Vicente (Caballito). Según cálculos del gremio, se deben abonar alrededor de $ 50 millones.

En el gremio advierten que hasta ahora no está asegurado el pago de este dinero y amenazan con profundizar las medidas sindicales. Para defender el final de los contratos, en la Ciudad recuerdan que, desde 2011, las cinco salas venían funcionando sin pagar el canon correspondiente. Pero Lotería Nacional intimó a los propietarios, medida que colocó a las salas en situación de crisis total. Esto hizo que el ano pasado el gobierno kirchnerista convocara a una licitación que fue frenada por el Instituto de Juegos de la Ciudad de Buenos Aires y denunciada ante la Justicia.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar