Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El gobierno de Jujuy busca reactivar las operaciones del ingenio La Esperanza

Con una fuerte crisis, la decisión oficial es adquirir la compañía para luego iniciar un proceso de transformación con el objetivo de realizar un llamado a licitación

El ingenio La Esperanza posee una planta de 1300 trabajadores

El ingenio La Esperanza posee una planta de 1300 trabajadores

El vicegobernador de Jujuy, Carlos Haquim, ratificó la decisión del gobierno provincial de sostener la actividad productiva del ingenio La Esperanza y evitar su cierre. "La responsabilidad del gobierno es que el ingenio no se caiga, que no cierre, porque no va a afectar solo a los empleados, va a afectar a toda la provincia de Jujuy", sostuvo ayer el funcionario quien además agregó que "la decisión que tenemos es que no va a cerrar, cueste lo que cueste".

En declaraciones a la prensa de su provincia, Haquim aseguró que "el ingenio, que cuenta con una planta de 1300 obreros, se encuentra en una cuestión terminal, que si no se lleva adelante la propuesta que elaboramos con el gobernador Gerardo Morales, irremediablemente el ingenio va a la liquidación".

Según la agencia Télam, el ingenio La Esperanza, ubicado en la localidad homónima y próxima a San Pedro de Jujuy, en la zona este de la provincia, atraviesa actualmente un proceso de transferencia de las acciones (último proceso del fideicomiso) por parte de los inversos para que la adquiera el gobierno jujeño y sea el propietario de todo el ingenio, para luego iniciar la etapa de avenimiento y después la licitación.

El gobierno provincial está dispuesto a "avanzar en la transformación de la realidad que tiene hoy el ingenio aquejado por los problemas de tantos años. Hay una deuda concursal y una post-concursal, donde se dejó de pagar impuestos", dijo el funcionario. A su vez Haquim rechazó declaraciones que realizaron dirigentes del sindicato de empleados del ingenio La Esperanza y aseguró que "es una falta de seriedad decir que con lo que se recauda se pueden pagar los sueldos". En este sentido, recordó que el gobierno provincial "viene aportando millones de pesos para el funcionamiento del ingenio y nadie va a quedar en la calle".

Desde que asumió, Morales anunció la decisión de su gestión de no permitir que el ingenio cierre. De hecho, la provincia ya destinó este año $ 600 millones para que pueda realizar la zafra de caña de azúcar. De todos modos, advirtió siempre que la empresa -en quiebra desde 2000- deberá pasar a manos de un grupo inversor a partir de 2017. La decisión contrasta con la crisis que sufrió el establecimiento durante el gobierno kirchnerista, a pesar de que el anterior gobernador, Eduardo Fellner, le había pedido auxilio financiero a la ex presidenta Cristina Kirchner. De hecho, el trámite de quiebra de La Esperanza ya lleva 16 años. Fundada en 1883, La Esperanza es clave para la economía de la localidad de San Pedro.

Desde diciembre, ya sin aportes nacionales, el gobierno de Jujuy continuó poniendo dinero en La Esperanza para permitir que pueda comenzar la zafra azucarera. En 2015, según datos oficiales, el ingenio cosechó unas 8000 hectáreas de caña pero produjo solo 60.000 toneladas de azúcar.

La provincia ya había anunciado que se haría cargo de la empresa, pero para intentar una venta buscando a un inversor que esté dispuesto a invertir y mejorar la productividad de las 12.000 hectáreas que ocupa y sea capaz de producir 200.000 toneladas de azúcar. El gobierno anterior había elegido un grupo inversor para hacerse cargo de la empresa. Sin embargo, dichos empresarios luego rechazaron continuar con sus planes. Morales los definió como "los inversores truchos que nunca pusieron un peso".