Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"El crecimiento económico llegará en plazos razonables"

Con 53 años, Adrián Mercado lleva más de tres décadas dedicándose al proceso completo de subastas de bienes de empresas y a la gestión inmobiliaria. Al frente de la firma que lleva su nombre, este martillero aprovecha los diferentes momentos económicos para sumar nuevos negocios a la oferta tradicional de sus servicios, como subastas on line o créditos en cuotas para Pymes que participan de estos eventos

Con dos negocios bien diferenciados como el de las subastas y la gestión inmobiliaria, Adrián Mercado, CEO de la firma que lleva su nombre, observa que las últimas medidas económicas adoptadas por el gobierno impactan de distinta forma en cada segmento. El freno económico provocó que las Pymes se retraigan de participar en la compra en subastas mientras crece la oferta que proviene de grandes firmas que venden desde toneladas de rieles de proyectos mineros frustrados hasta equipos de perforación petrolera. En el mercado inmobiliario asegura que hay vacancia en el sector comercial pero un repunte en el residencial, y augura mayor estabilidad hacia fin de año.

–¿Cómo impacta la situación económica a los diferentes segmentos inmobiliarios?
–El impacto es distinto en cada sector y este año se da la situación contraria a la que se daba en 2015. El sector residencial y de nuevos desarrollos (como los que se compran desde el pozo) se está reactivando y estamos haciendo muchas operaciones. Como contrapartida, aumentó la vacancia de oficinas, locales comerciales y parques industriales. Cuando en el segundo semestre se estabilicen las variables económicas seguramente la situación cambiará y se recuperará el sector industrial y de oficinas, que siempre va atado a los vaivenes de la economía.

–¿La división de subastas también sufre esos vaivenes?
–El mercado de las subastas se planchó. Se debe principalmente a que las Pyme, que son las que suelen comprar vehículos y maquinarias allí, tienen todavía incertidumbre. En parte lo compensa que las grandes empresas siguen, por ejemplo, con sus planes de desafectación de vehículos.

–¿Qué industrias son las que más participan?
–Se nota un leve repunte en el sector metalmecánico. Hay también muchos pedidos de subastas sobre todo en la renovación de flota de vehículos y grandes maquinarias del sector petrolero-energético y minero. Este año hemos subastado desde aviones, equipos compresores de gas para extraer al pie del pozo hasta inmuebles de gran envergadura de multinacionales de primer nivel. Deducimos que el leve repunte se debe a la confianza inicial que siempre tiene un nuevo gobierno.

–¿Los bienes subastados provienen de empresas que quiebran?
–Provienen de empresas que cesan por diversos motivos. Pueden ser económicos o familiares si es una Pyme. También de particulares, pero en una escala mucho menor.

–¿La apertura de importaciones perjudica esas ventas?
–En algunos casos sí. Lo observamos en la maquinaria. Hay preocupación entre los fabricantes nacionales o quienes venden usados (como en las subastas) porque las empresas podrían decidirse a comprar al exterior.

–¿El acceso a nuevo financiamiento modificó el mercado?
–También lo tenemos en cuenta y para no quedar fuera de esta nueva situación hicimos un acuerdo con el Banco Supervielle para que las empresas puedan comprar los vehículos y la maquinaria usada en cuotas. Es una apuesta a mediano plazo.

–¿Cómo impacta el freno económico y la inflación en este sector?
–Mucho. Cuando se lanzan medidas económicas que generan incertidumbre notamos menos gente en las subastas presenciales y menos aún en las online. Lo cierto es que en un periodo de amesetamiento o de recesión de producción agregada afecta todas las variables económicas del país y las subastas no están ajenas.

–¿Qué proyección hace sobre la evolución de esas variables en el corto plazo?
–Creo que habrá un crecimiento económico pero a plazos razonables, aun hay cautela. Esperamos una reactivación aún mayor después del segundo semestre. La tendencia estable de la producción agregada en aumento en el tiempo es lo que necesitamos. De esta forma, entraríamos en un crecimiento prolongado con una fase de expansión del ciclo económico (por lo menos de cinco años) para generar confianza en los actores económicos.

–¿Cómo prevé que continúe su sector durante este año?
–Proyectamos crecimiento. Creo que se va a producir un equilibrio macroeconómico durante el segundo semestre del año. A mediano plazo, la economía se va autorregular. Tengo la esperanza que la economía -como decía Keynes-‘ va a mejorar en el mediano plazo porque a largo plazo todos estamos muertos‘. Siempre después de una tormenta, el océano otra vez vuelve a estar tranquilo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar