Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El costo del flete abre fuerte conflicto entre transportistas y Glencore

Empresarios del transporte agrícola cortaron ayer la Ruta Nacional 33, en General Villegas, frente a la planta de Oleaginosa Moreno, propiedad del grupo extranjero

El costo del flete abre fuerte conflicto entre transportistas y Glencore

Un centenar de camiones interrumpió parcialmente el tránsito ayer al mediodía sobre la Ruta Nacional 33, a la altura de la localidad bonaerense de General Villegas (kilómetro 440), por un reclamo de mejores precios para los fletes agrícolas. Lo hicieron frente a las instalaciones de la empresa Oleaginosa Moreno, actualmente en manos del grupo multinacional Glencore (que controla el 51% de las acciones de la empresa desde 1997).

Según afirmaron medios de la ciudad de Villegas, los transportistas agrupados en la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) sostienen que la empresa aceitera se resiste a la suba de las tarifas, un acuerdo ya acordado previamente, y que pretende seguir pagando los $ 480 por tonelada (a Rosario, para el transporte de soja), tal como estaba abonando hasta hace unos meses atrás. Los transportistas sostienen que la inflación y la suba de costos operativos ya superó el 42% en lo que va de 2016. De hecho, afirman que el precio actual de la tarifa debería estar casi en unos $ 200 más, cercano los $ 650 la tonelada transportada.

Gustavo Britos, presidente de la Cámara de Transportistas de General Villegas, afirmó que la medida de fuerza se va a ir incrementando con el paso de los días si la compañía multinacional no acepta negociar para subir el valor de los fletes, "porque los transportistas no llegan a cubrir sus costos operativos actuales". Los empresarios adelantaron que aceptan promediar en $ 530 el precio de lo que sería la nueva tarifa, pero la falta de voluntad de negociación por parte de la empresa, es una de las trabas.

El directivo afirmó que el negociador puesto por la empresa, identificado como Fernando Miranda, se muestra "inamovible" en la postura de no pagar más por los fletes, por lo que la estrategia fue considerada como especulativa, ante la situación de las inundaciones en la zona. Ubicada en el noroeste bonaerense, General Villegas fue fuertemente afectada por el drama de las inundaciones. Recientemente se difundió un trabajo realizado por la Sociedad Rural local, el INTA y CREA Villegas que calculó como mínimo un costo de más de $ 5068,8 millones, provocado por la abundante caída de aguas.

Según el trabajo, se van a dejar de sembrar o quedarán con cultivos bajo el agua más de 152.000 hectáreas y no se va a contar con la producción de 578.880 toneladas. En tanto, para los camioneros, esta situación los afecta ya que va a significar un total de 19.296 viajes menos.

Ante la falta de respuestas de la empresa, los fleteros realizaron tomar esta medida, por tiempo indeterminado, con impedimento de ingreso y egreso de camiones a la planta. Según los transportistas (que estuvieron acompañados por el Presidente de Catac de la sede central, Ramón Jatip, y por el Secretario General, Sergio Larovere) en las últimas semanas, la firma decidió comenzar a reemplazar los fletes con servicios prestados por la firma Jucarfe.