Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El comercio electrónico ya factura más del doble que los shopping centers

A contramano de la caída del consumo, la comercialización por Internet creció 51% en facturación y 24% en unidades. El ticket promedio es de $ 2185 por persona

Las ventas online fueron la excepción a la fuerte caída del consumo

Las ventas online fueron la excepción a la fuerte caída del consumo

En un marco de caída general del consumo, el comercio electrónico local fue la excepción: logró crecer durante 2016 un 51% respecto al año anterior y tuvo una facturación de $ 102.700 millones. Para comparar, los últimos datos disponibles del Indec muestran que en los supermercados, entre enero y noviembre del año pasado, la facturación fue de $ 258.291,2 millones, mientras que en los shoppings, en el mismo período ascendió a $ 45.634,7 millones.

Los datos surgen del Estudio Anual de Comercio Electrónico en Argentina, que realiza Kantar TNS para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). La facturación del sector corresponde a 47 millones de órdenes de compra, un 24% más que en 2015. Medido en cantidad de productos, suman 75 millones de unidades vendidas, casi el doble que en 2015, ya que el crecimiento estuvo sobre todo impulsado por rubros como alimentos, bebidas. limpieza, cosmética y perfumería, donde el "canasto de compra" suma muchos más artículos que el de categorías como electrónica o viajes. Durante el año pasado, el ticket promedio de compra fue de $ 2185 versus los $ 1795 de 2015.

"El comercio electrónico está creciendo en un entorno que no es fácil. Aumentó tanto en facturación como en cantidad de transacciones. Mientras se consolidan los jugadores existentes y aparecen nuevos", destacó Gustavo Sambucetti, presidente de la Cace. Los rubros que más crecieron en facturación en el último año fueron artículos para el hogar, que incluye muebles, construcción y decoración, con un 124%, seguido por cosmética y perfumería (104%) y accesorios para autos, motos y otros vehículos (98%).
El directivo también destacó que la vuelta del llamado sistema "puerta a puerta" tuvo un impacto en el sector mucho menor que el esperado.

En tanto, los medios de pago más utilizados durante 2016 fueron las tarjetas de crédito, con un 88% de las compras. El pago en efectivo contó con el 11% y la transferencia un 1%. Un factor que continuó siendo prioritario fue el financiamiento ya que el 76% de los consumidores declaró que prefiere las cuotas (ver recuadro).

El relevamiento, que abarcó 800 casos en todo el país, mostró que en el 90% de los argentinos conectados a Internet realizó alguna vez una compra online, lo que representan a 17,8 millones de personas. Se trata, en su mayoría, de mujeres (representan el 67% del total de compradores) y millennials, con el 57% de las compras.
Un cambio significativo en el negocio es el avance de las compras a través de dispositivos móviles. El m-commerce sigue ganando terreno: el 85% de las empresas están ofreciendo una opción mobile para concretar las compras. Y, en promedio, el 21% de la facturación de las firmas que implementaron esta herramienta provino de los dispositivos móviles.

Además, si se tienen en cuenta las búsquedas, por primera vez se revirtieron las proporciones: el año pasado el 60% de las sesiones llegaron desde móviles. Hasta 2015 el porcentaje sólo era el 35%.

"La Argentina es uno de los países más desarrollados de América Latina en e-commerce. El año pasado casi toda la población adulta que tiene acceso a internet realizó al menos una compra online. Esto también tiene mucho que ver con la federalización que está logrando el comercio electrónico en el país", expresó el informe. Según los resultados, la distribución de ventas se vio diversificada, con un marcado crecimiento de la Región Centro y NOA. Aunque Buenos Aires y el área metropolitana siguen siendo la zona con mayor concentración de ventas.