Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El cambio de modelo económico en Argentina benefició al turismo uruguayo

La Costa Atlántica se perjudicó con el fin del cepo y del recargo a las compras en el exterior y vivió una de sus peores temporadas. Más de 700.000 argentinos cruzaron el charco

Balnearios como Punta del Diablo son más elegidos por argentinos

Balnearios como Punta del Diablo son más elegidos por argentinos

Uruguay vivió su mejor verano en cinco años, gracias a los turistas argentinos. El fin del cepo al dólar y las medidas que dispuso Uruguay para atraer turistas fueron decisivos, mientras la Costa Atlántica argentina vivió una temporada muy floja, con menos turistas que otros veranos.

En enero y febrero, la llegada de extranjeros a Uruguay creció un 15%, pero el arribo de argentinos creció un 34% el primer mes y un 36% el segundo con respecto al verano pasado, según confió a El Cronista la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichián.

En enero llegaron 470.000 extranjeros en general, mientras que en febrero lo hicieron 410.000, una cifra alta, gracias en parte a los feriados por el Carnaval. Los argentinos sumaron 368.000 y 304.000 turistas en esos meses, respectivamente, y aportaron así nada menos que el 78% 74% del total. "Fue la mejor temporada de los últimos cinco años, después del máximo de 2011", destacó la ministra. Esto, a pesar de caída de 20% en la llegada de brasileños, a 45.000 y 38.000 personas en los dos primeros meses, afectados por la devaluación del real.

Son varios los factores que impulsaron a los argentinos a cruzar "el charco" este verano.

"Nunca hay un sólo motivo. El principal es que Uruguay nunca dejó de hacer promoción en la Argentina. Además, ofrecemos una devolución de impuestos por la que somos muy competitivos", destacó la ministra. De hecho, fueron decisivas las medidas que el país vecino viene implementando desde hace unos años para atraer argentinos, luego de que se aplicara en el país el recargo y las playas orientales sintieran con creces los efectos, con la caída en la visitas de quienes aportan históricamente cerca de un 60% del turismo internacional.

Entre otros beneficios a visitantes foráneos, el país gobernado por Tabaré Vázquez ofrece la devolución del 22% del IVA en gastos de hotelería, gastronomía, alquiler de autos y servicios para eventos, si son pagados con tarjetas emitidas fuera de ese país. También un 10,5% de descuento en el alquiler de propiedades para veranear realizadas a través de inmobiliarias registradas y rebajas de 25% en naftas, en estaciones cercanas a los cruces de frontera.

Kechichián destacó además que "la inflación en Uruguay es controlada" y que "se depreció nuestra moneda contra el verano pasado", lo que tornó al país más competitivo en precios, frente a la inflación local y pese a la fuerte devaluación argentina días antes de la temporada.

El fin del recargo de 35% en el país a los gastos en el exterior y la posibilidad de comprar divisas extranjeras sin límites alentaron la decisión de salir del país, pese a la fuerte devaluación de diciembre. "El levantamiento del cepo fue una medida muy valiosa, pero sirvió para que los argentinos fueran a cualquier parte del mundo. El desafío era atraerlos a Uruguay", comentó la funcionaria.

De esta manera, los argentinos salvaron" la temporada de verano en Uruguay, en un contexto de caída en el flujo de visitantes de Brasil, que también afecta a la Argentina. Mientras tanto, en la Costa Atlántica registraron una temporada muy por debajo de las expectativas previas, a excepción de la segunda quincena de enero.