U$D

VIERNES 24/05/2019

El aumento de aerolíneas de bajo costo en Europa y cómo afecta a los pasajeros

NOTA ESPECIAL DE INTERÉS

Fuente: Pixabay

Las compañías aéreas de bajo coste han conseguido que viajar largas distancias sea más accesible y es que los precios bajos resultan atractivos para los viajeros con menor poder adquisitivo. Cada año dichas empresas aumentan su número de pasajeros y a la vez invierten en nuevas rutas de vuelo con destinos populares.

Sien embargo, un precio bajo puede también implicar una calidad inferior al servicio ofrecido por las compañías aéreas de toda la vida. Los clientes pueden verse afectados con retrasos, cancelaciones o pérdidas de equipaje debido a un peor servicio. Por ello, es importante que los viajeros conozcan sus derechos y las compensaciones que pueden reclamar cuando tengan algún problema. Asimismo, las normativas pueden cambiar dependiendo de la región en la que nos encontramos, por ello nos centraremos en el Reglamento (CE) 261/2014 del Parlamento Europeo para vuelos que hayan despegado desde la Unión Europea o, si aterrizan en la UE, que su aerolínea opere desde una sede dentro de ella.

Sobreventa de billetes

El overbooking o la venta de mayor número de billetes que plazas disponibles es un problema que impide tomar un avión. El overbooking se debe a una venta masiva por parte de las aerolíneas o las agencias de viajes, pero la mayoría de casos se dan a consecuencia de retrasos, cancelaciones o cambios a un avión con menor capacidad. Flightright nos informa sobre los derechos de los pasajeros en caso de overbooking para saber cuándo reclamar y dispone de herramientas para calcular las indemnizaciones, su web lleva años dedicándose a defender los derechos de los pasajeros aéreos de todo el mundo. Por ejemplo, un pasajero que haya facturado a tiempo y se le niegue el embarque podría tener derecho a una compensación de entre 250 y 600 euros (dependiendo de que se cumplan ciertas especificaciones). Es por ello que es aconsejable guardar pruebas como facturas con los gastos, el billete o realizar fotografías.

Retraso o cancelación del vuelo

Fuente: Pixabay

En caso de retrasos de al menos dos horas, los pasajeros tienen el derecho de ser informados por parte de las aerolíneas. Recibirán un folleto informativo con las compensaciones que podrían solicitar si el retraso excede las dos horas. Al superar dicho tiempo los pasajeros serán recompensados con vales para comidas y bebidas en el aeropuerto, así como disponer de manera gratuita de llamadas telefónicas, fax o correos electrónicos. Si el vuelo se retrasara hasta el día siguiente las aerolíneas deben hacerse cargo del alojamiento y el transporte de ida y vuelta al aeropuerto. A partir de las 5 horas de retraso el viajero tendrá derecho a solicitar el importe íntegro del billete si decide no tomar el vuelo.

Pérdidas o daños en el equipaje

Cuando el equipaje no aparece el pasajero podrá reclamar el dinero gastado a causa del extravió, como ropa, material de aseo o demás material que el pasajero haya necesitado. Para ello deberá mostrar las facturas en el mostrador de entrega de maletas en un plazo de 21 días. Una vez pasado 21 días, si la maleta continúa sin aparecer, se recibirá una indemnización, aunque nunca podrá superar los 1400 euros. Si el viajero encuentra desperfectos o roturas en su equipaje se deberá rellenar un Parte de Irregularidad de Equipaje en el mostrador de recogidas de equipajes. Para indemnizaciones hay que presentar un escrito a la aerolínea en los 7 días siguientes de la fecha de llegada.

Las compañías nunca deben sacrificar la calidad de sus servicios debido a los bajos precios que ofertan, por ello, deben recompensar a los viajeros afectados y facilitar la tramitación de reclamaciones. Los derechos del viajero deben prevalecer independientemente del coste que tengan los billetes de las aerolíneas para que viajar sea una experiencia inolvidable y enriquecedora, aunque a veces se haga por trabajo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping