El Papa le gana a Manuel Belgrano en el ranking argentino de figuras honestas

Decencia, honradez, decoro, algunos de los sinónimos usados por el diccionario para definir a la honestidad. Palabra que sirve para englobar la forma de vida de un funcionario, un político, una figura pública o de cualquier ciudadano cómun.


Sin embargo, a la hora de medir la honestidad en hechos diarios, en el comportamiento habitual y constante de quienes pretendemos calificar con esta virtud o valoración, la tarea se complica. Por lo menos así se desprende de una encuesta realizada por la consultora Giacobbe y Asociados con el objetivo de elaborar un ranking de personalidades consideradas honestas por los argentinos.


El resultado del trabajo, que se realiza por segundo año consecutivo, preocupa si se destaca que de los 10 primeros puestos, siete son ocupados por figuras ya fallecidas entre las que se encuentran dos próceres históricos, dos ex presidentes radicales, y dos personalidades extranjeras.


Además, quien aparece liderando el ranking de honestos, si bien está vivo, lo hace por primera vez. Se trata del cardenal Jorge Bergoglio, quien el año pasado no figuró ni entre los primeros 103 y que ahora cobró notoriedad desde su rol de Papa Francisco I. El dato demuestra cómo el mundo espiritual se ha resignificado para muchos argentinos. De hecho, supera a otro Papa, Juan Pablo II, en el puesto 15; y a su mentor, San Fransisco de Asís (63). Bergoglio le gana incluso al propio Jesús que este año salió del ranking de los 103 más votados.


En el segundo puesto aparece Manuel Belgrano, quien en 2012 lideró la lista. Tercero figura Arturo Illia; cuarta la Madre Teresa de Calcuta; quinto René Favaloro; sexto José de San Martín. Luego, aparecen los únicos dos nombres contemporáneos: Juan Carr, (7), y el líder africano Nelson Mandela (8), hoy transitando sus últimos tiempos. Cierran el top ten Gandhi y Ricardo Alfonsín.


La encuesta también revela la irrupción de varias ONG como Greenpeace (20); Cáritas (25); Cruz Roja (35); Fundación Garrahan (44), Incucai (61); Unicef (69) y Missing Children (80). Cabe destacar también la figura de Adolfo Pérez Esquivel: fue quien más puestos creció. Del escalón 100º en 2012, al 23º en 2013 (73 puestos).


Quizá porque el país transita por un período electoral y la corrupción está presente a la hora de votar, los políticos como sector acaparan el 35% de los votos, lejos del 17% de los dirigentes sociales y del 7,5% de los periodistas que ocupan el podio.


La primera política en aparecer es Elisa Carrió (11). Más alejada está la presidenta, Cristina Fernández (32), quien igual supera a su esposo, Néstor Kirchner por ocho puestos. De todos modos, Cristina quedó lejos del puesto 12 de Eva Perón y del 17 reservado a Juan Perón. Hasta los periodistas Jorge Lanata (18) y Nelson Castro (22) le ganan. En el puesto 34 aparece Hermes Binner, quien así descendió ocho escalones con respecto al ranking de 2012. La votación tampoco fue positiva para otros referentes de las elecciones de octubre. Sergio Massa ocupa el puesto 66; Daniel Scioli, el 87 del 37 que logró el año pasado; Julio Cobos el 93 y Mauricio Macri el 97. Ni que hablar de Guillermo Moreno, casi al borde del cierre del ranking. Ocupa el puesto 99.


Desde la consultora sostienen que cada año realizarán el sondeo, y esperan que su publicación influya en las conductas públicas para fomentar una mejor conciencia con respecto a la honestidad.
La encuesta se llevó a cabo en junio pasado entre un universo de 500 personas con un promedio de edad de 46 años de 14 provincias.

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día