Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Gobierno y Monsanto sellan acuerdo por el control sobre las semillas de soja

Se puso fin al conflicto entre el Poder Ejecutivo y la multinacional. La paz llega tras varios meses de disputa. El Estado establecerá las medidas de control y fiscalización

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al frente del acuerdo

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al frente del acuerdo

Acompañado por gran parte de su gabinete, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, hizo de manera oficial el anuncio que explicita el entendimiento alcanzado con la cadena de comercialización de la soja, respecto al uso de la tecnología en las semillas.

El acuerdo es una derivación de la la puesta en marcha de un sistema de fiscalización por parte de la compañía multinacional Monsanto para controlar el cobro de regalías por el uso de su tecnología que se conoce bajo la denominación de Intacta, en la semilla de los productores. Además, resalta el principio sostenido por la administración de Mauricio Macri de que sea el Estado nacional el que establezca las medidas de control y fiscalización.

Para esto, especificó que se utilizarán distintos procedimientos, como el muestreo de granos. Será el Instituto Nacional de la Semilla (Inase) el organismo encargado de poner en práctica el sistema. Y el contenido del convenio, que se hizo público ayer en una conferencia de prensa convocada por Buryaile, se plasmará en una resolución que se publicará en los próximos días.

De todos modos, en el encuentro se especificó que las prácticas y contratos deberán adaptarse "a las nuevas circunstancias, sin la inclusión de cláusulas específicas referidas a tecnologías ni condiciones de descuento automático". Esto, en clara referencia al anterior sistema montado por Monsanto. "Uno de los problemas más importantes que teníamos que resolver era el de la cadena de comercialización, como en soja, y otorgar previsibilidad. Nos llevó mucho tiempo compatibiliza posiciones e intereses, pero el estado es el único que puede establecer el control del comercio", destacó Buryaile durante la reunión de ayer en la sede de su ministerio.

Asimismo, el funcionario afirmó que se respetarán los acuerdos privados entre proveedores de tecnología y multiplicadores, productores, acopios y exportadores, y que las medidas son de aplicación para la campaña de comercialización de soja 2015/2016.

"Hemos rescatado el rol del Inase para que sea el organismo que controle la legalidad de la semilla, ya que antes estaba vaciado, y no estaba integrado", resaltó el ministro. Para eso, se especificó que se dotará al instituto de recursos necesarios, en el marco de la Ley de Semillas y Creaciones Fitogenéticas N´ 20.247.
Respecto a este punto, Buryaile confirmó que en el ámbito del Gobierno trabajan a contrarreloj para presentar la nueva ley de Semillas: "Vamos a presentarla en agosto y entrará por Diputados. Está acordada con todos los sectores involucrados", remarcó.

Además de funcionarios del Gobierno, en el anuncio estuvieron presentes representantes de la Federación de Acopiadores CIARA-CEC; de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y de Comercio de Rosario; de ASA; Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina, Coninagro, y representantes de compañías semilleras e integrantes de Monsanto. El acuerdo se da en un contexto donde los aportes del campo producto de las cosechas vuelven a ser protagonistas. Según datos de la SRA, el aporte en concepto de retenciones al fisco hasta lo que va de la campaña de soja, se calcula en u$s 7155 millones.