Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno y Monsanto negocian por la semilla resistente a plagas

En medio de la pelea por las regalías en la siembra de soja, el Gobierno mantiene conversaciones con Monsanto para garantizar que los productores continúen teniendo acceso a la semilla ‘Intacta RR2 Pro’, resistente a insectos.
La multinacional dio a conocer los detalles sobre las conversaciones en curso mantenidas con del Gobierno.
Según la empresa, las conversaciones encontraron un terreno común en torno a cuatro principios fundamentales:
1 Los contratos privados serán reconocidos y respetados; incluyendo los de los miles de productores, acopiadores y exportadores que apoyan las nuevas tecnologías en la Argentina.
2 La Propiedad Intelectual será respetada en todo y cada uso de la tecnología patentada, tanto dentro como fuera de la Argentina.
3 La toma de muestras y detección de la tecnología en el punto de entrega del grano continuará.
4 Se mantendrá operativo el Sistema de Verificación y Reconocimiento de las tecnologías en soja.
"Durante recientes conversaciones, el gobierno argentino reconoció que apoya un entorno propicio para la inversión continua y el desarrollo a largo plazo de la agricultura a través del reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual y los acuerdos privados‘, dijo Brett Begemann, presidente de Monsanto y COO de la compañía. "Es necesario tanto respaldar como apoyar activamente estos principios básicos; para crear un ambiente de negocios predecible, que invite a la inversión extranjera".
Una alta fuente del Gobierno dijo a este diario, que las nego ciaciones con la multinacional no están cerradas. Según la misma fuente, la posición de la empresa había sido inflexible en un principio, situación que molestó y mucho en el Ministerio de Agroindustria.