Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Gobierno prorrogó hasta fin de año la intervención en Ausol

El gobierno de Mauricio Macri parece haber decidido mantener la política de intervenciones administrativas en algunas empresas del sector privado que aplicó el kirchnerismo durante gran parte de su gestión.
Se trata de una decisión que las anteriores autoridades comenzaron a adoptar desde 2009, en especial en compañías prestadoras o concesionarias de servicios públicos que sufrían fuertes problemas financieros o balances negativos. Algunos ejemplos fueron las distribuidoras energéticas como Edesur y Edenor, o transportadoras de gas como TGN y TGS, entre otras.
La intervención oficial también llegó a las sociedades dedicadas a gerenciar autopistas o rutas nacionales que llegaron a evidenciar problemas de ingresos o estuvieron cerca del default, con el consiguiente riesgo que este escenario podría acarrear para los usuarios.
En este sector, el caso más emblemático es el de Autopistas del Sol (Ausol), que tiene a su cargo la concesión de la autopista Panamericana y la avenida General Paz y que, debido a los años de congelamientos tarifarios, comenzó a atravesar situaciones financieras acuciantes.
El gobierno de Cristina Fernández había decidido la intervención de Ausol en noviembre del año pasado, después de que la empresa no cumpliera con el pago de u$s 9 millones correspondiente a intereses de una serie de obligaciones negociables (ON).
La empresa había decidido prorrogar por sexta vez el plazo de suscripción de una oferta que lanzó en enero a sus acreedores financieros para refinanciar deudas por valor de u$s 307 millones. Tras el desembarco de Cambiemos en la Casa Rosada, se suponía que las intervenciones oficiales iban a quedar en el pasado.
Sin embargo, ayer Ausol informó a la Comisión Nacional de Valores (CNV), una resolución de la Dirección Nacional de Vialidad que prorroga la intervención administrativa en la empresa durante todo el año. También se designó como interventor a Roberto Martín Peres Vieyra y se aclara que su tarea estará limitada a los alcances establecidos por una sentencia judicial de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, Sala V, del 20 de abril de 2010.
En la carta a la CNV, las autoridades de Ausol sostuvieron que junto con sus asesores legales, "la sociedad procederá a analizar la intervención y eventualmente, a realizar las presentaciones que considere necesaria".
Para justificar la continuidad de una de las medidas emblemáticas del kirchnerismo contra las empresas privadas, en la resolución se asegura que Ausol continúa atravesando "una delicada situación financiera" por mantener "un monto considerable de pasivos en moneda extranjera, en su mayor parte con entidades financieras locales, al momento de haberse devaluado el peso".
Según el ente oficial, en la actualidad y a pesar de varios aumentos aplicados en los pejaes durante los últimos años, "la situación no ha variado sustancialmente, reflejándose la importante magnitud de este endeudamiento en los últimos estados contables anuales de la concesionaria de 2014".
Vialidad advierte que a pesar de que Ausol logró "importantes ganancias brutas y operativas, los egresos financieros absorben una parte sustancial de las referidas ganancias, generando resultados negativos (pérdidas) en varios de los ejercicios".