Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Economía era Macri: especialistas predicen crecimiento ‘light’ para 2017

Tras un año de ajustes, las expectativas a partir de enero son recuperar lo perdido. Advierten que las elecciones harán subir el gasto y que el escenario internacional será incierto

Economía era Macri: especialistas predicen crecimiento ‘light’ para 2017

A exactamente un año de su victoria en el ballotage, la economía de la era Macri cerrará con PBI en baja; inflación de 40%; caída del salario y del empleo; atraso cambiario; déficit fiscal creciente y sin lluvia de inversiones. Este fue el diagnóstico compartido que hicieron Miguel Ángel Broda, Aldo Pignanelli y Mario Blejer durante el panel de gurúes económicos, uno de los momentos más esperados del ya tradicional Encuentro de los Líderes que se realizó ayer en La Rural.


Coordinados por el director de El Cronista, Hernán de Goñi, los economistas se diferenciaron en cuanto a las causas de este empeoramiento económico persistente y sus posibles soluciones. El director del estudio Broda abrió el debate con un mea culpa. "Los desequilibrios que heredó el Gobierno, la falta de información confiable y la descapitalización obligaron a correcciones que hubiese hecho cualquiera. Nosotros habíamos pronosticado una caída del 1,5%, y que tocaríamos fondo en el tercer trimestre. Pero la caída será del 2,2% y tocaremos fondo en el cuarto trimestre. Recién habrá una recuperación light después del primer trimestre del 2017", pronosticó.


Pignanelli, referente del Frente Renovador, apuntó que "al pronosticar inflación del 25%, despegue económico y lluvia de inversiones, el Gobierno se puso una vara demasiado alta. Hoy tenemos 40% de inflación; 10% de caída del salario; pérdida de 120.000 empleos privados y suba de 80.000 empleos públicos que aumentan el déficit, mientras los dólares genuinos, de exportaciones e inversiones, no llegaron. Pero creemos que el año próximo, con las elecciones, la obra pública arrancará y el despegue del campo será más notorio".
En tanto Blejer, hoy vicepresidente del Banco Hipotecario, subrayó que "se tomaron medidas necesarias, pero las tasas de interés quedaron altas y esto dilató la recuperación. Encima, el factor internacional (especialmente Brasil) empeoró todo".


Broda también advirtió que "estamos en una aceleración del gasto pocas veces visto, combinado con una política monetaria contractiva. Es como prender el aire acondicionado y la calefacción al mismo tiempo. Vamos a ver qué pasa con el plan Felices Fiestas que lanzó el Gobierno, pero yo firmo por un crecimiento en 2017 que compense lo que perdimos este año". Pignanelli, por su parte, apuntó a "el error de creer que hay inflación de demanda, cuando el problema son los costos: logística, presión fiscal y tasas de interés demasiado altas. Hoy las Lebac superan ampliamente la base monetaria y eso es peligroso". Sobre el contexto internacional, Blejer sostuvo que "el efecto Trump es una incógnita. Pero nos puede beneficiar, porque el inversor busca lugares donde no hay populismo", a lo que Broda agregó que "Trump puede parecerse más a Tsipras (por el premier Griego) que a Chávez. Pero lo que es casi seguro es que Janet Yellen se va de la Fed y subirán la tasa de interés". En tanto, Pignanelli observó: "Trump prometió proteger el empleo industrial. Pero hoy, el 65% del comercio internacional son servicios, y el 35% bienes, cuando hace 10 años era al revés.