Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

EE.UU. le impuso una multa de u$s 4300 millones a Volkswagen

Es a raíz del escándalo por los motores diesel trucados por la automotriz alemana para eludir las normativas anticontaminación.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos multaron por 4300 millones de dólares a la automotriz alemana Volkswagen (VW) y confirmaron la presentación de cargos a 6 de sus ejecutivos por el escándalo de los motores diésel trucados por el fabricante alemán para eludir las normas anticontaminación.

“Los intentos de Volkswagen para esquivar los estándares de emisiones e importar vehículos falsamente certificados en el país representa una atroz violación de nuestras leyes medioambientales, protección al consumidor y financieras”, señaló la fiscal general Loretta Lynch al anunciar la multa acordada en rueda de prensa.

En septiembre de 2015, Volkswagen reconoció haber equipado once millones de autos diesel con un programa que falseaba el nivel real de emisiones de gas contaminante con el objetivo de hacerlos aparecer más ecologistas de lo que eran. Del total, unos 600.000 fueron comercializados en los Estados Unidos.

De acuerdo a las autoridades norteamericanas, varios de los vehículos de Volkswagen revisados emiten un nivel hasta 40 veces superior de óxido de nitrógeno que lo permitido.

El sábado pasado, el FBI había arrestado a un ejecutivo de la automotriz acusado en el escándalo de motores diésel trucados.

Según publicó el lunes pasado The New York Times, los agentes detuvieron en Florida a Oliver Schmidt, quien dirigió el servicio de conformidad reglamentaria de la automotriz alemana en los Estados Unidos entre 2014 hasta marzo de 2015.