Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Destacan ‘entorno amigable’ para el agro pero adviertenpor volatilidad de precios

Se trata de un trabajo elaborado por una consultora privada. Allí se destaca el beneficio que representa para el sector la supresión de los derechos de exportación

Destacan ‘entorno amigable’ para el agro pero adviertenpor volatilidad de precios

La agencia calificadora FIX (afiliada a Fitch Ratings) destacó el "entorno operacional más amigable para las compañías del sector agrícola". Sin embargo, y más allá de poner sobre relieve este signo positivo, también se encargó de advertir que la mejora en los márgenes de rentabilidad de los productores "no mitiga el riesgo de los precios y la volatilidad propias de la actividad agropecuaria".


"Considerando los elevados niveles de existencias a nivel global, los precios podrían encontrarse bajo presión, tal como indica la información de los mercados de futuros", alertó la calificadora a través de un informe difundido ayer. Para Fix, "esto podría morigerar el impacto positivo de la devaluación sobre el flujo de fondos de las compañías del agro".


La agencia recordó el impacto favorable para el sector por la supresión de los derechos de exportación para los productores agrícolas, excepto en soja que disminuyó un 5% (30% poroto, 27% harina y aceite); la eliminación del sistema de ROEs y el regreso a las declaraciones juradas; y la devaluación del peso.


El nuevo escenario, agrega Fix, "podría implicar efectos positivos de largo plazo, relacionados con el incentivo a la rotación de cultivos y su impacto en términos de sustentabilidad agrícola y mantenimiento de la calidad de los suelos". "En efecto, cabría esperar un incremento del área cultivada de trigo y maíz, con mayores niveles de adopción de tecnología, generando externalidades positivas para todos los actores de la industria", sostiene el trabajo elaborado por la agencia.


De todos modos, las perspectivas para la soja "son menos alentadoras, y la rentabilidad podría verse comprometida fuera del área núcleo". Fix proyecta que "los cambios llegarían hacia el segundo semestre del año", dado que la primera mitad se encuentra relativamente determinada por las decisiones de siembra y ventas ya tomadas.


"Los principales desafíos del sector en 2016 estarán relacionados con la evolución de la inflación, que podría erosionar la competitividad cambiaria, y la capacidad de las empresas de recomponer sus estructuras de capital que actualmente se encuentran apalancadas, producto de las últimas dos campañas, en un contexto de altas tasas de interés", concluye Fix.