Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Debutó Uber entre protestas de taxistas y advertencias oficiales por ser ‘ilegal’

Hubo manifestaciones por el inicio de la aplicación. En el ámbito oficial advirtieron que la firma no tiene autos habilitados y que no presentó los papeles para ‘adecuarse a la ley’

Los taxistas se movilizarán el próximo miércoles al Obelisco en protesta

Los taxistas se movilizarán el próximo miércoles al Obelisco en protesta

Más de 20 protestas de taxistas que cortaron algunas de las avenidas más transitadas de la Capital Federal y la advertencia del gobierno porteño sobre la "ilegalidad" en que la firma está trabajando, marcaron el día del debut de Uber en el país.

Los problemas comenzaron ayer a las 16:00, cuando en paralelo a que se puso en funcionamiento la aplicación, taxistas cortaron el tránsito en Callao y Santa Fe; Acoyte y Rivadavia; Callao y Bartolomé Mitre; Córdoba y Carlos Pellegrini, y en Puerto Madero. También bloquearon el tránsito frente a la estaciones de trenes de Retiro y Once, y en los accesos al aeroparque Jorge Newbery y el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Pero los cortes de calles no evitaron que los viajes de Uber comenzaran a multiplicarse. En las redes sociales se subieron decenas de videos de usuarios que mostraban sus positivas experiencias en un viaje contratado con la aplicación. Incluso, desde el Twitter oficial de Uber se felicitó al primer usuario, que casualmente resultó ser el nieto de Mirtha Legrand y productor de TV, Nacho Viale.

La mayoría de los comentarios de usuarios del servicio giraban ayer en torno a la conveniencia de precio. En viajes dentro de la ciudad, el gasto representaba la mitad de lo que cuesta en un taxi tradicional. En este sentido, el servicio de Uber ya funciona en más de 400 ciudades del mundo. En Buenos Aires tiene un costo base de $ 15, una variable por kilómetro de $ 4,5, una por minuto de $1,75, y un costo mínimo o de cancelación de $ 25.

Ayer se conoció también una encuesta realizada por TrialPanel que arrojó que el 64% de los consultados ‘recibió con buenos ojos la llegada de Uber para competir con taxis y remises", mientras que solo el 15% ‘opinó lo contrario‘.

Pero en otros países, esta aplicación tuvo resistencia como en la Argentina. Lo recordó ayer el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, que advirtió que el sistema es "ilegal". Explicó que Uber ‘no tiene autos habilitados‘ y sostuvo que hubo encuentros ‘informales‘ con los responsables de la empresa, pero no presentaron papelería para ‘adecuarse a la ley vigente‘. ‘Uber no se ha dado de alta como prestador de ningún servicio, lo que plantea que trabajan en la ilegalidad‘, subrayó.

Trascendió que en el Gobierno se proyecta presentar denuncias penales contra la empresa, por entorpecimiento del tránsito y por defraudación y fraude a la administración pública.
Aún así, el director de Operaciones de Uber en la Argentina, Mariano Otero, expresó ‘felicidad‘ por el desembarco del sistema en Buenos Aires y estimó que ‘va a ser un éxito rotundo‘.

Las entidades que nuclean taxistas ya anunciaron que el próximo miércoles se movilizarán al Obelisco para protestar porque "Uber viola todas las leyes y no respeta ninguna norma vigente en la Ciudad, esperamos que las autoridades porteñas hagan respetar la ley, porque esto pone en peligro 60.000 fuentes de trabajo", dijo ayer Luis Fernández, presidente de la Asociación de Taxistas de la Ciudad.

"Frente a la opinión de aquellos que dicen que tenemos que competir con Uber, lo podemos hacer pero en igualdad de condiciones. Uber tiene un capital de 60 millones de dólares y nosotros sólo tenemos nuestro auto y algunos choferes a cargo‘, agregó Fernández.

La presencia de Uber en la Argentina se hizo fuerte desde que el 27 de marzo lanzó la convocatoria para entrevistar conductores. En solo dos días recibió más de 10.000 solicitudes de choferes.

Desde el Gobierno porteño ya se había advertido de que en caso de que la plataforma quiera funcionar deberá ’adaptarse a la ley de taxis o a la de remises (auto de arrendamiento con chófer)’, que incluye verificación técnica y licencia profesional de los choferes, entre otros requisitos.