Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

De los vinos a los alimentos gourmet

La bodega Dante Robino, creada en 1920, pertenece a la familia Squassini. Produce unos 6 millones de botellas al año en Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza, donde cuenta con una bodega con capacidad para 12 millones de litros, con productos que van de los $ 80 de la línea Novecento hasta los $ 700 del ícono, Gran Dante, y con otras marcas como Dante Robino y Capriccio. El año pasado, sus ventas crecieron 1,5% en volumen y 40% en facturación.
En los últimos años, Rafael Squassini amplió el horizonte de los negocios, al crear Conyntra, una firma centrada en la importación de productos gourmet, de reconocidas marcas. Y a fines de 2016 sumó Gourmand Food Hall, un restaurante y almacén de productos gourmet en el Patio Bullrich, con Héctor Santantonin como socio, que funciona "muy bien", asegura.