Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Cuando tenga dinero, el argentino va a viajar"

En 2012, eligieron Buenos Aires como el segundo destino en América del Sur. De la mano de tarifas promocionales, un destino exótico, y una novela en prime time que popularizo el país de origen, Turkish Airline creció año tras año al punto que entre enero y octubre del 2015 la cantidad de argentinos que decidieron conocer ese país aumento 78% respecto a igual período de 2014. En total, la aerolínea de bandera que tiene el 51% de las acciones en el mercado de valores y el resto en manos de varios socios transportó durante todo el año pasado 82.977 pasajeros.

Numan Cizmecioglu, Gerente General de Turkish Airlines Argentina, llegó al país en 2013 momento en que se desempeñó como gerente de marketing de la aérea hasta junio de 2014 cuando el ejecutivo oriundo de Estambul asumió el control de la compañía en el país.

Desde su oficina en la Avenida 9 de Julio con vista al Teatro Colón, Cizmecioglu asegura que no le resultó difícil entender el mercado local y que los equipos de trabajo con los que se encontró son profesionales. Respecto a los cambios en la política y en la economía en los que le tocó actuar –cepo cambiario, dólar paralelo, giro de divisas, suba de costos en dólares y elecciones presidenciales– el ejecutivo afirmó que la política no es fundamental en su negocio.

–¿En qué nivel encuentra la infraestructura aérea local?
–La vemos muy bien, el aeropuerto es seguro y con equipos profesionales.

–¿El cepo y el dólar paralelo complicaba la operación?
–Cuando llegamos a la Argentina entramos al mercado local sabiendo cómo era y sus complejidades, y en ningún caso se presentaba una causa de importancia como para no participar del negocio. La verdad es que nosotros llenamos los aviones con o sin tipo de cambio paralelo.

–¿No los afecta este nuevo escenario de salarios, tarifas, inflación?
– Un cambio económico no nos afecta. La verdad es que nosotros entendemos que la política no juega un rol demasiado importante en nuestro negocios. Claramente que lo que a nosotros nos gusta es que suba el poder adquisitivo de la gente, porque sabemos que el argentino cuando tenga dinero va a viajar.

–¿Pero los afectó de alguna manera la pérdida de poder adquisitivo?
– Nosotros sabemos que este es un mercado en donde tenemos mucho margen para crecer y que este es un momento de acomodamiento, y así es como lo analizamos.

–La nueva administrado está rearmando el mercado de cabotaje y abre los brazos a nuevas compañías. ¿Turkish está interesado?
– Si hay mercado nosotros vamos a ir a volar, pero todavía vamos a esperar.