Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cristóbal López se mete en el negocio inmobiliario para captar fondos del blanqueo

Pretende desarrollar viviendas para clase media en terrenos propios que posee en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, y construir un shopping el sur del país

Cristóbal López deberá visitar tribunales por los juicios en su contra

Cristóbal López deberá visitar tribunales por los juicios en su contra

Este año será intenso judicialmente hablando para Cristóbal López y Fabián de Sousa. Ambos socios en el Grupo Indalo saben que deberán visitar los tribunales en más de una oportunidad para declarar o revisar causas en las cuales están involucrados. El escenario no es ajeno a los dos hombres de negocios, tras la denuncia de la AFIP por evasión fiscal que los obligó a reestructurar su holding que incluyó la apertura del concurso preventivo de Oil Combustibles, la petrolera acusada de usar $ 8000 millones de un impuesto a los combustibles.

Pero mas allá de los procesos judiciales, en Indalo están a punto de lanzar un nuevo negocio. Se trata del real estate, donde llegan con una división inmobiliaria bajo la marca de Oil Construcciones. El objetivo es desarrollar proyectos inmobiliarios en Capital Federal y el sur del país. Pondrán en marcha la construcción de viviendas y edificios en terrenos ya adquiridos por CPC, la constructora de Cristóbal López, en la Ciudad de Buenos Aires, GBA, Neuquén y Chubut. Uno de los proyectos apunta a desarrollar 14.000 departamentos para clase media. Otro en GBA, además de finalizar la construcción de un shopping en Comodoro Rivadavia.

Hasta el momento, la inversión en terrenos llega a u$s 140 millones, y los próximos desarrollos requerirán de otros u$s 50 millones. Apuntan a fondos del blanqueo que busquen inversiones en real estate.

Las razones tienen que ver con la mejor situación que ofrece el mercado inmobiliario en términos de inversiones y rentabilidad. En Indalo consideran que el valor actual del metro cuadrado es más razonable que años atrás. Esto debido a que la caída del negocio impidió que se establezcan precios considerados ‘ilógicos’ por los expertos del sector, con valores entre los u$s 650 a u$s 700 por m2. También se entiende que existe más financiamiento para estos proyectos y a tasas razonables con instrumentos que ayudan como el UVA, una unidad de medida creada por el Banco Central para fomentar los créditos hipotecarios. El otro motivo es buscar para Indalo nuevos negocios en el marco de un proceso de crecimiento del holding, luego de un año como el 2016 que fue de achique y consolidación de los activos que permanecieron bajo el ala del holding.

Hoy, mantiene sus negocios en petróleo, finanzas y medios, más que nada. En el primer caso con Oil Combustibles, que está en concurso preventivo que se tramita en un juzgado de la Capital Federal y la deuda con la AFIP quedó ‘atrapada’ en esa situación concursal. Es más, a través de Fabián de Sousa, quien controla hoy el 30% del Grupo Indalo, Cristóbal López incorporó un socio extranjero al holding. Se trata del trader suizo Gunvor, considerado el mayor operador de materias primas del mundo, que ingresaron al capital de Oil Combustibles a cambio de no menos de $ 2000 millones y del otorgamiento de financiamiento que le permitirá cancelar parte de lo que el Estado le reclama como deuda por no haber liquidado alrededor de $ 8000 millones del impuesto a los combustibles durante la gestión del kirchnerismo.

Si bien esta parte del acuerdo no se concretó, lo referido al pago a la AFIP, una vez acordado los términos del concurso preventivo, se procederá a la venta y a la apertura de una cuenta en el exterior con los fondos recaudados por la operación, que entonces sí se usarán para cancelar los pasivos. Hasta ahora lo que hay es un acuerdo con Gunvor por el uso de activos, del puerto, los tanques y compra de stock a Oil Combustibles. Pero, tras cerrar el concurso preventivo, el segundo paso será la venta de la petrolera. Mientras tanto, Fabián de Sousa se mantendrá por tres años liderando las actividades. Luego habrá una opción de venta a Gunvor por 3,5 veces el Ebitda anuales de Oil. Algo así como otros u$s 140 millones que esperan en Indalo ingresen a las arcas del grupo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar