Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cristóbal López busca comprador para el dulce de leche La Salamandra

Cristóbal López busca comprador para el dulce de leche La Salamandra

Tras la denuncia del Gobierno sobre un supuesta maniobra fiscal para financiar la expansión de su negocio petrolero con impuestos no liquidados, Cristóbal López tomó la decisión de reducir su holding. Una gran cantidad de empresas que engloba bajo el paraguas de Grupo Indalo. De esta forma, en los próximos meses se irá desprendiendo de la compañía aseguradora; el banco; una parte de su compañía petrolera, la fábrica de dulce de leche y su negocio de artículos regionales.

Es decir, del banco Finansur; los activos de la ex Generali Argentina; Oil M&S; La Salamandra y Alcalis de La Patagonia. En todos los casos, el empresario ya negocia con uno o más interesados, si bien todavía ninguna de las operaciones está concluida.

En el caso del banco y de la aseguradora, las conversaciones están más avanzadas y se esperan anuncios en las próximas semanas. De hecho, El Cronista ya adelantó que la familia Sánchez Córdoba, anteriores dueños de la entidad, podrían ser los principales compradores. Para lo que respecta a la compañía de seguros, el deal se definirá entre dos propuestas de empresas locales que están siendo analizadas en las oficinas de Indalo.

En lo que respecta a La Salamandra, la marca fundada por el economista Javier González Fraga, tiene dos interesados del exterior y tres empresas locales. En esta transacción, además de la marca, también salen a la venta las propiedades y las maquinarias del fabricante de una de las marcas de dulce de leche premium del país pero que en la actualidad no se encuentra operativa.

Fue cerrada en 2014, afectada por una crisis de productividad y como consecuencia precios al público menores a sus costos y exportaciones cerradas por el cepo que había impuesto el gobierno kirchnerista a las ventas al exterior. López había comprado la marca en 2012 y le había inyectado $ 60 millones con el objetivo de convertirla en uno de los emblemas en el rubro alimentos de su conglomerado. Tiene una planta a 90 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, entre Luján y Capilla del Señor.

Para Alcalis de La Patagonia (Alpat), se recibieron propuestas de una compañía de Estados Unidos y otra europea, y una firma local que estaría elaborando una oferta. La firma rionegrina es hoy la principal productora de carbonato de sodio en el país y su planta está en Punta Delgado, a 2,5 km de San Antonio Oeste.

Se trata de empresas o activos que quedaron fuera de la convocatoria de acreedores que Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa solicitaron a la Justicia tras conocerse que la AFIP le reclama $ 8000 millones de impuestos no liquidados, fondos que utilizó para incrementar sus activos, en especial en el área petrolera. De hecho, tras la denuncia del organismo que dirige Alberto Abad, la Justicia le impidió al empresario hacer movimientos en gran parte de sus sociedades hasta que se resuelva su situación fiscal.

De hecho, una vez que esto ocurra, fuentes cercanas al grupo Indalo admitieron a El Cronista que se analizará la posibilidad de sumar un socio estratégico a la compañía petrolera. Incluso habría dos interesados en evaluar la conveniencia de ingresar al capital de Oil Combustibles, pero recién cuando la Justicia defina el escenario que deberá afrontar esta firma en la actualidad concursada.