Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Crece en la Argentina la demanda de cruceros a destinos lejanos

La escasa brecha de precios entre viajes por la región y a otros no habituales alentó un alza en la demanda de éstos últimos, como el Caribe, Dubai y viajes transatlánticos

Crece en la Argentina la demanda de cruceros a destinos lejanos

El arribo de cruceros al puerto porteño vuelve a ser menor esta temporada. La crisis en Brasil y los altos costos para operar en ese país y la Argentina llevan a las empresas a traer menos barcos a Sudamérica. Por eso, hasta abril, arribarán 82 cruceros al puerto de Buenos Aires, con 323.800 pasajeros, 19,6% menos de buques que la temporada pasada, pero con 6% más de ocupantes, según la Administración General de Puertos (AGP). Así, estará lejos del récord del verano 2012/2013, cuando arribaron 160 buques con 510.800 personas.

En los últimos años cayó la oferta en la región, por los altos costos para operar en la Argentina y Brasil, frente a otros destinos más económicos y competitivos. Pero muchos argentinos, dicen las empresas, vivieron la experiencia del crucero y eligen nuevas opciones.

En un contexto de negocio turístico difícil en la Argentina, por la inflación y la competencia de países vecinos, a este negocio no le fue mal. No sólo vendieron bien los viajes por la región, aunque muchos se decidieron sobre la fecha. También creció la demanda de cruceros en destinos no habituales, como el Caribe, Medio Oriente, transatlánticos e, incluso, "la vuelta al mundo".

La estrecha diferencia de precios con itinerarios regionales, teniendo en cuenta el costo de los pasajes aéreos a destinos alejados, alentó esta demanda. Por ejemplo, ocho noches por destinos de Cuba costaba u$s 200 menos, sin aéreos, que una travesía similar por la región; y otro por Emiratos Árabes, con vuelos a Dubai, sólo $ 8400 más que crucero a Brasil.

"Inciden dos variables en estos precios: los costos de operación y las distancias. En el Caribe el costo de combustible es bajo, porque los destinos son cercanos, a diferencia de la región. Y los costos operativos son menores que en Buenos Aires o Brasil", explicó Maximiliano González, gerente Comercial de Costa Cruceros.

"Los costos de Buenos Aires y Brasil son los más altos del mundo, excluyendo a Uruguay. Muchas veces cuesta más del doble que operar en cualquier otro destino, de ahí que los precios a Dubai o Caribe no sean tan altos, pese a los aéreos", explicó Javier Massignani, director Ejecutivo de MSC Cruceros.

Y muchos más argentinos lo aprovecharon. "Cuba y Dubai crecieron mucho, al igual que Miami. Dubai fue un éxito, tuvimos que triplicar el cupo para argentinos por la demanda; hicimos un acuerdo con Emirates para tener tarifas ventajosas", dijo Massignani.

Las empresas aseguraron que se vendieron muy bien los viajes transatlánticos, de 20 a 22 noches, que se hacen sólo dos veces por temporada, cuando el barco viene a Sudamérica desde Europa y al regresar, por costas de Brasil, norte de África, el Mediterráneo y un tramo de aéreo incluido. Aunque a un costo mucho mayor, también tuvo éxito la "vuelta al mundo" o, desde Buenos Aires, la "media vuelta", de 83 días. "Nos sorprendió la demanda, a partir de su promoción. Tenemos poco más de 100 argentinos", precisó González, de Costa Cruceros.