Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Correcciones en el mercado del arte: balance y perspectivas para 2017

La última década fue la más vigorosa de la historia con ventas de Chrisitie’s con más de 62.000 millones de dólares. Las acciones de Sotheby’s fueron muy castigadas

Se están produciendo las primeras correcciones en el mercado del arte. El volumen de ventas ha bajado un 12% en dólares y un 5% en libras esterlinas, en las principales casas de subastas. Los niveles son similares a las ventas de 2013 y siguen siendo muy altos en cuanto a su volumen que algunos estiman en 70.000 millones de dólares y otros pensamos que está más cerca de 100.000 millones de dólares. Solo las dos casas líderes de subastas venden 14.000 millones de dólares, y hay otras 4500 casas de subastas, más de 15.000 galerías de arte en el mundo y además están las ventas privadas y las realizadas directamente por los artistas en sus talleres. Los ingresos brutos de los rematadores están en el orden del 15% y sus ganancias después de impuestos son aproximadamente un 2,2%, en el caso de las galerías de arte es de aproximadamente un 6,5% de lo facturado. Las casas de remate habían conocido un buen crecimiento en las ventas privadas, fuera de venta pública y este año han disminuido mucho estas ventas, ya que los vendedores han preferido la puja pública, buscando ofertas de nuevos compradores.
Christie’s había logrado vender 1500 millones en estas ventas privadas en el año récord que fue 2014 y ahora han bajado a 850 millones, que sigue siendo una suma enorme que únicamente una galería como Gagosian puede vender en el mundo. Sotheby’s vende unos 650 millones, con lo cual más del 10% de sus ventas son privadas en ambos casos.
Es en Estados Unidos donde crece el mercado (11%) y hoy se estima que el 56% de lo vendido se comercializa allí, un 32% en Europa y un 12% en Asia. No hablo de América del Sur porque las cifras son paupérrimas.
Durante el año, Chrisitie’s, realizó 450 subastas en 12 salas de venta y vio incrementado fuertemente (47%) sus ventas de Arte Latinoamericano, Arte Británico, Arte Americano y sobre todo el Impresionista y Moderno. Pobre ha sido el comportamiento de venta de arte antiguo (anterior al Siglo XIX), arte ruso (devaluación del rublo y precio del petróleo, mediante) y el arte del Siglo XIX que parece el mercado más atractivo para invertir, en este segmento las ventas bajaron un 41 por ciento.
Hay subastas en 40 países, pero el centro de ventas es Nueva York y luego Londres. Igual hay que recordar que la última década, con crisis incluida, ha sido la más vigorosa de la historia con ventas por parte de Chrisitie’s que superan los 62.000 millones de dólares. Esta firma celebra este año su 250 aniversario y es una empresa privada propiedad del francés François Pinault desde 1999. Sotheby’s en cambio es una empresa pública que cotiza en la bolsa de Nueva York y últimamente sus acciones han sido muy castigadas, hace un año valían 43 dólares y ahora están en 23 dólares. Pensamos que serán una buena inversión ya que han vendido 6000 millones en 2015, su ingreso bruto estará en un nivel de 950 millones y sus ganancias, luego de impuestos, cerca de 142 millones, con lo cual si reparten ganancias estarán en un 2% del valor actual de la acción. Sus números han sido iguales de un año a otro.
Muy buen dato es que el 30% de los compradores son nuevos en el mercado, esto habla de un incremento en la demanda de arte y mientras esto ocurra, no hay burbuja que estalle. Veo con entusiasmo que han disminuido las ventas del llamado arte de Post War, obras realizadas luego de 1945, me parece que han adquirido precios estratosféricos. Mermó en un 20% el volumen de estas ventas y espero que siga disminuyendo. Creo que vivir con arte es de los mayores privilegios que se pueden tener en la vida, luego de la vida en familia, y en países con un gran arte como en la Argentina, los precios nos permiten atesorar grandes obras con poco dinero. No dudo que nuestros artistas son del primer mundo y están subvaluados.