Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Copa América: gracias a su éxito comercial, evalúan organizarla siempre en EE.UU.

La Conmebol y la Concacaf analizan seriamente la posibilidad. La idea es dar paso a un auténtico torneo continental, como ya sucede en Europa, África y Asia

En Estados Unidos, el fútbol genera cada vez más ingresos y adeptos

En Estados Unidos, el fútbol genera cada vez más ingresos y adeptos

Igual que China, Estados Unidos quiere tener un papel determinante en la industria del fútbol. El país, que lleva varios años fortaleciendo la Major League Soccer (MLS) con la incorporación de gran cantidad de jugadores extranjeros, podría convertirse en sede permanente de la Copa América, después del éxito comercial que se está logrando con la edición Centenario.

Se trata de la primera vez que esta competición se celebra fuera de Sudamérica, y Conmebol y Concacaf están estudiando la posibilidad de que siempre se celebre en el país norteamericano.

Según ESPN, que cita a fuentes de la confederación sudamericana, la decisión podría aprobarse en el congreso posterior al torneo, pero las asociaciones miembro ya "están convencidas de que será aprobado", de acuerdo a las fuentes del grupo de medios deportivo.
"La seguridad, los estadios, las comunicaciones, los accesos. Han convencido de que llenan sus requisitos, además de la flexibilidad en trámites migratorios", son los argumentos dados por los voceros de la Concacaf.

Esta medida supondría la desaparición de la Copa Oro, que reúne a las selecciones de Centroamérica, Caribe y Norteamérica, para dar paso a un auténtico torneo continental de selecciones, como ya sucede en Europa, África y Asia.

Los detractores de esta idea han empezado a aparecer, y desde la Federación de Uruguay han apuntado que "se cometió un error" al llevar el torneo a EE.UU. porque "es una cultura diferente". De hecho, en muchos partidos gran parte de las tribunas están vacías, lo que no sería un problema.
Un análisis que a ojos de muchos quedaría neutralizado por el fuerte negocio comercial que se ha logrado generar: quince patrocinadores, muchos de ellos marcas multinacionales, la venta de los derechos televisivos en precios exorbitantes y una exposición mediática potencial de 1500 millones de telespectadores en 160 países.

De todas formas, los organizadores deberán mejorar varios aspectos importantes, algunos vinculados con lo económico y otros con lo operativo. Los premios que repartirá el torneo son bajos. Para que se tenga una idea, el campeón de la Eurocopa recibirá más dinero que toda la plata que reparte la Copa América.

La Copa América distribuye u$s 21.5 millones entre los 16 participantes del certamen, y u$s 6,5 millones al campeón. La Eurocopa pondrá en juego u$s 330 millones entre los 24 participantes. El campeón embolsará un total de u$s 30 millones. También deberá revisarse el tema de las distancias entre sedes. Son muchos los kilómetros que hay que recorrer para seguir a una selección, y quizás deberían hacer como en los Mundiales, donde recién después de la fase de Grupos, se cambia de zona geográfica.