Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con una licitación, le renovarán la cara a los ‘carritos’ de la Costanera

El gobierno porteño licitará la concesión de varios de los más famosos restaurantes de la tradicional zona gastronómica del Río de la Plata como Los Platitos, Happening y El Palacio de la Papa Frita. 

Con una licitación, le renovarán la cara a los ‘carritos’ de la Costanera

El actual panorama gastronómico de uno de los sectores más tradicionales de la Ciudad de Buenos Aires podría cambiar de nombres y marcas a partir de mitad de año si algunos de sus actuales restaurantes terminan por desaparecer. Esto podría ocurrir en la Costanera Norte, donde el gobierno porteño inició un proceso de adecuación de los alquileres y canon que abonan los actuales concesionarios debido a el período de concesión, que es de cinco años, está a punto de vencer.


Ya el año pasado, la administración que ahora orienta Horacio Rodriguez Larreta había llamado a licitación de nueve restaurantes, bautizados como ‘carritos’, tanto para la zona norte como la sur de la Costanera porteña. Entre los locales estaban los boliches Pachá y Tequila, y restaurantes como Pizza Banana, Gardiner, Aquellos Años, Rodizio, Siga la Vaca y Bahamas.


Ahora, hará lo mismo con otros siete establecimientos gastronómicos. Entre los nombres que deberán refrendar o no su continuidad se destacan locales conocidos como Los Platitos; El Palacio de la Papa Frita; Happening, y la disco Pachá, en Costanera Norte. O La Alameda, en la zona sur. En todos los casos, los actuales concesionarios podrán volver a presentarse para continuar con la explotación de sus locales. Solamente los dueños de Pachá quedarán excluidos debido a que están involucrados en la tragedia de la fiesta electrónica Time Warp de Costa Salguero y por lo tanto, el gobierno porteño los excluyó del proceso licitatorio.


Ayer, el Ministerio de Modernización, a través de la Dirección General Administración de Bienes y Concesiones, publicó un aviso en uno de los diarios nacionales convocando a la licitación para "el uso y explotación de los bienes muebles de dominio público de la Ciudad de Buenos Aires, Costanera Norte y Sur". La convocatoria rige para los locales ubicados en las avenidas Rafael Obligado y Tristán Achával Rodriguez. La compra y consulta de los pliegos se extenderá hasta el 9 de marzo. En tanto, la presentación de las ofertas se ampliará hasta el 15 de marzo, y se supone que a mitad de año podrán adjudicarse a sus nuevos o mismos concesionarios. Todo dependerá de que quienes se presenten vayan superando las etapas dispuestas hasta llegar al sobre en el que se encontrará la propuesta de canon a pagar que en la actualidad, rondan entre los $ 120.000 y $ 180.000 mensuales.


Para evitar suspicacias y transparentar la licitación, el procedimiento licitatorio establecido impone a los interesados requisitos exhaustivos al punto que los sobres se guardan en una caja fuerte. También se estableció un mecanismo de puntaje para superar la presentación del primer sobre. Sólo seguirán en carrera los que logren 80 sobre 100 puntos. Y en cuanto al canon, no tiene que ver con la explotación comercial sino con los metros de uso del local. Será establecido por el Banco Ciudad, y tendrá en cuenta el aumento salarial que reciban los empleados del gremio gastronómico. De esta forma, si en la negociación paritaria los trabajadores reciben un 40% de incremento en sus ingresos, el mismo porcentaje será aplicado al cánon.