Con más oferta de importados, crece la demanda de whisky premium

El consumo de whisky y de destilados en general está estable, en un contexto donde cae el consumo en el país, ante la pérdida de poder adquisitivo.

Pero, como en otras bebidas, los que más crecen son los premium. En 2016, se vendieron 1,3 millones de cajas de 9 litros de whisky, un 1% más, según datos de ISWR, difundidos por Diageo. "Hay una reversión de una tendencia negativa previa, por la restricción que existía a la importación, pero los datos aún no llegan a mostrar una normalización de la categoría", explicó Guadalupe Fernández Burgos, gerente de Marketing de Diageo, dueña de una importante cartera de espirituosas.

"Pero mientras la categoría está estable, creció 3% el segmento estandard (de marcas importadas, de $ 400) y un 8% la categoría súper premium. El segmento más económico, de marcas nacionales, está cerca de un 0% de aumento", precisó Fernández Burgoa.

"Como en el vino y la cerveza, en el whisky y los destilados en general hay una premiurización del consumo, si bien desde una pequeña base", explicó la gerente de Diageo, que controla marcas como Johnnie Walker, J&B, VAT 69 y White Horse. 

"La base es chica, porque no había muchos productos en 2015, por las restricciones. Este año venimos muy bien", destacó. En el país se bebe muy poco whisky, sólo 270 ml. per cápita al año, poco más de cinco medidas; y el 73% son nacionales. Así, ocupa el 28 puesto mundial en consumo. 

Tags relacionados