LOS PRIMEROS INCREMENTOS SE COMENZAR N A VER EN LOS PRÓXIMOS D AS

Con el visto bueno de Moreno, el precio de los remedios sube hasta un 15%

Los medicamentos que más se encarecerán serán los de menor exposición. Para los más populares se esperan retoques del 10%. Los laboratorios negocian uno por uno

Luego de sentirse perjudicados durante los últimos años, los laboratorios ahora tienen derecho a pensar que están siendo favorecidos. Desde hace tiempo que sus movimientos de precios son controlados por el Gobierno, aunque ahora esa situación parece menor ante la realidad de varios sectores económicos.


En medio del congelamiento de precios que les toca vivir a segmentos como los supermercados, las cadenas de electrodomésticos o las empresas de medicina prepaga, los laboratorios lograron que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, los habilitara para incrementar sus precios. En este caso, los movimientos irán entre el 10% y el 15%, y los primeros casos se comenzarán a ver reflejados en los próximos días.
Estos retoques, de todos modos, no se verán en forma masiva en las farmacias.


La estrategia que utiliza Moreno para estos casos es la misma desde hace tiempo. Se reúne con cada uno de los laboratorios en forma separada sólo se recibe a los directivos de mayor jerarquía de cada compañía, y les pide un detalle de por qué precisan aumentar el valor de los medicamentos que producen.


Una vez superada esta etapa, el análisis pasa por otro lado. Los aumentos más fuertes, que en este caso rondarán el 15%, irán a parar a los remedios menos visibles, es decir los menos popularizados y que por distintas cuestiones cuentan con un menor ritmo de ventas.


La otra punta el 10% previsto como piso correrá para los medicamentos que mayor vidriera tengan.


Por un lado, se perjudica menos a los consumidores ya que los remedios que más subirán serán aquellos que menos salida tienen. Pero por otra parte esto también beneficia al Gobierno, ya que las alzas más duras para muchos pasarán desapercibidas porque se darán en los medicamentos menos vendidos, sostuvo a El Cronista una fuente muy ligada al mundo de los laboratorios. Para muchos empresarios del rubro, el objetivo es que la percepción de los aumentos sea la menor posible.


El año pasado, la estrategia utilizada fue exactamente la misma, aunque en aquella oportunidad el incremento tope que se habilitó fue del 18 por ciento.


Puesto en nombres, será difícil ver grandes movimientos en productos como la Bayaspirina o el Ibuprofeno.


Los encuentros entre los laboratorios y el Gobierno recién comienzan, y se espera que para los próximos días lleguen los primeros incrementos.


Mientras tanto, el desfile de las empresas por las oficinas de la secretaría de Comercio Interior continuará en busca del visto bueno oficial para también remarcar sus pizarras.

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día