Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con el uso de Internet móvil en alza, el consumo digital se trasladó al celular

Nueve de cada diez argentinos que accede a Internet lo hace desde el celular. El tiempo de conexión móvil es de 12 horas semanales, y según un informe privado, el 55% hace compras online desde su smartphone.

Con el uso de Internet móvil en alza, el consumo digital se trasladó al celular

Finalmente, la pequeña pantalla del móvil desplazó a la TV y a la computadora, y el consumo digital se trasladó al celular. Hoy, nueve de cada 10 argentinos que accede a Internet lo hace desde un smartphone (teléfono inteligente), de acuerdo a un informe de la compañía de marketing digital Internet Media Services (IMS). El dato no sorprende, en un país con 44 millones de habitantes y 63 millones de líneas de telefonía móvil (más de una per capita), según datos del Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones).

Argentina es, por otro lado, el segundo país con mayor conectividad en América latina (68% de la población accede a Internet), después de Chile (72%). Los usuarios de Internet en Argentina pasan más de 4 horas diarias navegando, un tiempo incluso mayor entre los más jóvenes (millennials, nacidos a partir de 1995).

"El acceso a la web a través del móvil viene creciendo, al punto que, del tiempo total de conexión, más de una hora por día, unas 12 horas semanales son a través del móvil, ya sea utilizando el wifi o un paquete de datos de telefonía 3G o 4G", señaló Gastón Vautier, director de IMS Latam, uno de los autores del informe.

El trabajo fue presentado en Buenos Aires esta semana ante 500 profesionales del marketing digital, y su objetivo fue el de "analizar las tendencias de uso, hábitos, intereses e interacciones de los usuarios de dispositivos móviles, incluyendo el tiempo de conexión, tipo de contenidos, contexto de uso de los aplicativos, para delinear un perfil de las nuevas audiencias digitales", apuntó Vautier.

"Cada vez se consumen más contenidos a través de Internet, y los medios tradicionales están migrando hacia las nuevas plataformas", destacó el ejecutivo de IMS. Hoy las audiencias dedican más tiempo a internet (32 horas semanales) que a interactuar con medios tradicionales u offline. En promedio, los argentinos dedican 1,7 horas por semana a leer revistas, 1,9 horas a los diarios, 5 horas a escuchar radio y 7 horas semanales a mirar televisión, destacó el informe.

Interactuar con las redes sociales, utilizar la mensajería instantánea, chequear el clima y escuchar música por streaming son los principales usos para el teléfono móvil en Argentina, según IMS, compañía asociada a Sony Pictures, que tiene la representación en América latina de firmas líderes de Internet como Yahoo!, Twitter, Spotify, Snapchat y Waze.

En cuanto al uso de aplicativos, en promedio cada usuario tiene 20 instalados en su equipo y el más popular de todos es el de mensajería instantánea Whatsapp (perteneciente a Facebook).

En tanto, Android (de Google) es el sistema operativo más usado en los dispositivos móviles, no sólo en Argentina sino en toda la región; iOS, de Apple, le sigue con un 7% de penetración.

Aunque cada vez las personas están más pendientes de las pantallitas del móvil, este hábito no desplaza del todo al de mirar televisión. El llamado "consumo multipantalla" (mirar TV e ir comentando los programas a través de mensajería instantánea o redes sociales) se está acentuando, sobre todo entre los más jóvenes.
Por último, un dato a destacar es que más de la mitad de los usuarios de smartphones (55%) hizo al menos una compra online desde el dispositivo en el último año, y la tendencia hacia el llamado m-commerce (la modalidad móvil del comercio electrónico), es creciente.