Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con el consumo en baja, sostienen que no hay boom de importaciones

Los máximos ejecutivos de Frávega, Carrefour y Mastellone aseguraron que el abastecimiento es mayormente local y que por la carga impositiva no conviene comprar en el exterior

Hernán de Goñi, José Moreno (Mastellone), Daniel Fernández (Carrefour) y Marcelo Padovani (Frávega)

Hernán de Goñi, José Moreno (Mastellone), Daniel Fernández (Carrefour) y Marcelo Padovani (Frávega)

Después de un año difícil, en el que el consumo masivo cayó cerca de 3% en el año, tres importantes referentes del sector aseguraron que que en 2017 cambiará la tendencia. En paralelo, negaron que en el retail haya un boom importador.

"El peso de los impuestos hace que hoy no convenga importar. No es real que haya una apertura indiscriminada, por lo menos en electrodomésticos", afirmó Marcelo Padovani, CEO y Gerente General de Frávega. Precisó que lo que cambió a partir de la llegada de la nueva administración es que ciertas mercaderías que no se producen en la Argentina, como los premium en línea blanca o televisores, "actualmente tienen más disponibilidad".

Para Daniel Fernández, presidente de Carrefour, el abastecimiento sigue siendo fuertemente local y puso como ejemplo que en los momentos en que más importaron no llegaron al 10% de la góndola. "Hoy estamos por debajo de esos niveles", comentó. "Es verdad que las reglas del juego se flexibilizaron, pero llegó en un momento donde el consumo está moderado. Creo que ninguno de nosotros salió alocadamente a incrementar su volumen de importación", afirmó Fernández. Por el momento, estimó que en el primer bimestre del año las ventas cayeron 5%. Un dato para contrapesar es que la comparación se hace contra los dos mejores meses del 2016.

José Moreno, presidente de Mastellone, planteó que es difícil que la industria láctea importe materia prima. "No es una situación que vaya a suceder", afirmó. "Lo que sí traemos es tecnología", agregó. El directivo describió el complicado presente del sector, golpeado por las inundaciones de abril y marzo de 2016, y la ocurrida en enero de este año, que afectaron a 72% de la cuenta lechera de Santa Fe y Córdoba. El año pasado, la caída de las ventas fue de 5%, dos puntos por encima del mercado global. El sector hoy está estancado: la Argentina produce la misma cantidad de leche que en 1996, aunque para ese momento había 30.000 tambos y hoy trabajan 10.000, gracias a desarrollos tecnológicos que les sumaron productividad.

Por el lado del consumo de bienes durables, Padovani destacó que si este año la economía crece al 3%, como prevé el Gobierno, el consumo de electrodomésticos puede llegar a crecer entre un 5% o 6%. Respecto al 2016, lo recordó como un año muy atípico: "Cuando el consumo masivo más puro cae 4% o 5%, el de bienes durables se multiplicar por cuatro, o sea que debería haber caído 16%. Pero en las categorías más relevantes como celulares, televisores o línea blanca, no llegó a caer ni siquiera un 8%". Destacó que "fue un año que con una baja rentabilidad, que se sostuvo porque se mantuvieron muchos precios, las cuotas sin interés y la sobreoferta que hubo en algunos productos".

Un diagnóstico similar trazó Fernández: "Alimentos cerró con una caída del 5%", expresó y agregó: "Para 2017 no esperamos una recuperación fervorosa pero en los próximos meses deberíamos empezar a ver una estabilización, que no significa crecimiento", graficó.

Respecto de la política de "Precios transparentes", Padovani comentó que los valores al contado bajaron entre 8% y 10% desde principios de febrero, y que el costo de financiación para compras en 12 cuotas ahora pasó a ser de 10%. "Es un cambio psicológico y el proceso de comunicación no fue el más feliz", expresó.

Si el año mejora, las compañías podrán apuntalar su proceso inversor. Carrefour desembolsó cerca de $ 2600 millones y acaba de inaugurar un centro de distribución de productos refrigerados. Frávega ejecutó un plan trienal de $ 1000 millones, que les permitió elevar su cantidad de locales a 120. La Serenísima apuesta al plan Mas Leche, que busca reconvertir tambos para que eleven su producción; mejoras en su planta de General Rodríguez; nuevas plantas de quesos en Córdoba y de secado de leche en Trenque Lauquen y el desarrollo de un polo lácteo en Villa Mercedes, San Luis.