Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con cápsulas de café para las Nespresso, Cabrales buscará ganarle mercado a Nestlé

Se ofrecerán en los supermercados y se podrán usar en las máquinas de la empresa extranjera. Busca crecer en un mercado donde hoy sólo posee 5% del total

Martín Cabrales presentó ayer los tres blends de cápsulas Nespresso

Martín Cabrales presentó ayer los tres blends de cápsulas Nespresso

El negocio de las cápsulas –liderado por Nespresso, la marca de Nestlé– ya representa el 5% del mercado local de cafés. Con el foco en esta tendencia en crecimiento, la firma marplatense Cabrales lanzó al mercado una nueva línea de cápsulas con la novedad de que son compatibles con las famosos máquinas Nespresso.

La marca de Nestlé sólo comercializa sus cápsulas en sus tiendas propias (son cuatro en Capital Federal y zona Norte); por eso, Cabrales apuesta a ganar mercado con la venta de las suyas en supermercados y con un precio hasta 20% por debajo de Nespresso. Arrancarán en Jumbo y Disco pero la idea es estar también en el resto de las cadenas. Además, se comercializarán a través de venta online y en Staples, para alcanzar el segmento de las oficinas.

"Queremos alcanzar un 15% del mercado de cápsulas, que se estima en unas 5 millones de unidades al mes", destacó Martín Cabrales, al frente de la empresa fundada por su abuelo hace más de 70 años. Se estima que hay unas 300.000 máquinas Nespresso ya instaladas en el país.

Cabrales realizó una inversión de $ 5 millones para los primeros seis meses de desarrollo y lanzamiento de este nuevo producto, que se fabrica en Italia pero con blends propios de la marca (intenso, equilibrado y suave). "Era un producto del que veníamos hablando desde hacía mucho tiempo, pero ahora encontramos el momento propicio para importar sin dificultades la cápsula. Es una experiencia que a nivel global ya está pero que para nosotros es nueva. Hubo mucho tiempo de desarrollo pero no se daban los tiempos políticos", destacó Cabrales.

Aunque la idea más generalizada es que los argentinos son grandes consumidores de café, la realidad es que el consumo anual per capita es de sólo 1 kilogramo, muy por debajo de los países líderes –como Noruega, con 16 kilos, o Italia, con 5 kilos– lo que para la empresa representa una oportunidad de crecimiento.

"Es el desafío que tiene la industria. Hacer crecer el consumo. Nespresso fue una puerta de entrada al negocio del café espresso en la Argentina, donde se consume más café de filtro. También ayudan las cafeterías que acercan el café a consumidores cada vez más jóvenes. Hay un segmento más gourmet, algo similar a lo que ocurrió con el negocio del vino", señaló Cabrales.

En los últimos años, Cabrales se había asociado con Philips para lanzar una la línea de cafeteras con cápsulas con la marca Senseo. Aunque seguirán produciendo las cápsulas, desde la compañía admiten que esas máquinas serán discontinuadas en poco tiempo.

En el último año, Cabrales –principal importador de café de calidad– tuvo una facturación cercana a los $ 600 millones. La compañía exporta a Uruguay, Paraguay, los Estados Unidos, Bolivia y España y en 2008 sumó una nueva filial en Chile.