U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

"Como país tenemos que entender que la energía es para el largo plazo y necesita reglas"

María Carmen Tettamanti es la única directora general mujer de una firma energética. Está al frente de Camuzzi Gas Pampeana y Camuzzi Gas del Sur, las firmas de las cuales Alejandro Mac Farlane es el accionista principal. Licenciada en Economía en la Universidad de La Plata, con un master en UCEMA, recorrió todo el sector del gas. Ocupó puestos en Total, Metrogas, Gas Meridional

-El sector energético está en el foco con las readecuaciones de precios. ¿Cómo impacta a la compañía?

-Para nosotros el gran desafío es pasar, de ser una empresa que tenía que ver cómo sobrevivía a ser una empresa que tiene que crecer, y que tiene que crecer en una situación en la que como al usuario le están viniendo facturas más altas, tenemos que hacerlo dando el mejor servicio posible, incorporando a la mayor cantidad de usuarios que hoy no tienen gas al sistema, ayudando a los usuarios para la financiación de sus conexiones, acompañándolos para que de alguna manera le vea sentido también a este incremento tarifario.

-¿Y por dónde tiene que cambiar la mentalidad de la gente?

-La gente de Camuzzi, o sea la gente que presta el servicio directo, está en el interior, que es donde nosotros distribuimos el gas. Y tenemos 305 localidades, entre Camuzzi, Sur y Pampeana en la que distribuimos el gas, y en todas esas localidades hay gente que es la que está de cara al cliente, y un cliente para nosotros es negocio por un lado, pero tiene que entender lo que la gente le pasa, que hasta que se acostumbre a pagar facturas más altas hay más dudas y eso requiere que la gente entienda que está frente a un nuevo escenario.

-¿Como se empalman con el escenario del país las inversiones y los planes de uds.?

-Obviamente nosotros lo que distribuimos es gas natural y para distribuir gas, tiene que haber gas, y en ese sentido lo que estamos viendo es que en el sector de la producción, ya este año se vio, un aumento importante en la producción de gas, y confiamos con que eso va a seguir entonces al haber más producto para distribuir. En un contexto macroeconómico nuevo, donde confiamos que lentamente la economía se vaya estabilizando, y si esto es así si hay digamos seguridad jurídica junto a, la mayor disponibilidad de gas en el país, yo no dudo de que va a haber empresas que se van a venir a instalar en el país.

-¿En el caso de ustedes en término de inversiones, el contexto macroeconómico les cambia los tiempos a las inversiones?

-No, porque como decía, el plan de inversiones ya está fijado, está en la RTI (Revisión Tarifaria Integral) se fijó un plan de inversiones para Sur y Pampeana, expresado en pesos del 2016 que es cuando se fijó, después se van actualizando por los precios mayoristas (IPIM), eran más de $ 7500 millones. Si vemos que hay oportunidad para mayor crecimiento hay inversiones que por ahí estamos fuera de la RTI que igual pueden llegar a realizarse, pero de ninguna manera esta coyuntura empaña, ni frena, ni limita el plan de inversiones que tenemos. Este es un negocio a largo plazo.

-¿Cómo viene la negociación pendiente del precio del gas?

-Estuvo regulado hasta diciembre del año pasado, después cuando caduco la Ley de Emergencia Económica, empezó a regir la ley de nuevo la Ley 24.076, que establece que el precio del gas tiene que ser libremente negociado entre las partes. Con lo cual, todavía no hay contratos a muy largo plazo, pero, se firmaron unos contratos que ahora se están revisando, con los productores. La idea es avanzar en la contractualización. Antes había asignaciones de volúmenes a cada distribuidor, y estamos trabajando para firmar contratos a más plazos. Que sean a más de un año, a dos o tres años.

-Hablando de contexto, siendo una empresa muy vinculada con la infraestructura, ¿cómo la aparición de "los cuadernos" y los episodios de corrupción?

- La verdad, primero, como argentina me duele mucho, creo que muchos sospechábamos que este tipo de estas cosas pasaban o había denuncias de Elisa Carrió sobre este tema. Lo que quiero es que se haga justicia. En las empresas en que trabajé, jamás pasé yo por una situación en la que o fuera testigo o se me requiriera hacer algo que estuviese fuera de mis valores. Yo no vi de cerca estos episodios. Lo que deseo es que no vuelva a ocurrir, que nunca más pase eso, que seamos un país donde reine la ética, y la ética está del lado de los funcionarios y del lado de los empresarios.

-¿Qué viene en Vaca Muerta?

-Normalmente lo que uno ve que cuando hay desarrollo de petróleo o de gas en la zona neuquina crecen las localidades. Estamos preparados para que la gente tenga gas. Y va a traer inversiones en sectores como puede ser fertilizantes, petroquímica. Pero ellos te piden "garantizame un contrato a 20 años".

-¿Para poder dar esas garantías, qué falta?

-Tenemos que trabajar para que todos los argentinos, empresarios, del sector industrial, la clase política, los consumidores residenciales, entendamos que este es un negocio a largo plazo y que para eso es fundamental que las reglas se queden y se cumplan.

En un mundo de economistas e ingenieros varones

En las aulas de Ciencias Económicas de La Plata, María Tettamanti se codeaba como compañeros de estudio con economistas como Federico Sturzenegger, Luis Secco o Fernando Navajas. En esos grupos de estudiantes era la única mujer. En el master del CEMA, también fue luego la única mujer. Ahora, como CEO de Cammuzzi Gas Pampeana y Gas del Sur, también es la única mujer en puestos directivos del sector. Como economista atravesó toda la industria del gas.

-Trabajó desde la producción, hasta la distribución. ¿Dónde se sintió más cómoda?

-Me encanta la distribución, me gusta Camuzzi, porque es una distribuidora, son dos distribuidoras en realidad, que por su dispersión geográfica es muy variada y muy desafiante, porque imagínate lo que es distribuir gas en la Patagonia, con nieve. A mí me gusta mucho todo lo que es la participación en todo, para que tengas idea de esto, yo soy la que participa en el Consejo de Administración de mi edificio, me he metido en política, y yo vivo todo como con una gran vocación de servicio. En una distribuidora vos ves muy claro el producto de tu trabajo, cuando llegás con el gas a un barrio, por ejemplo.

-Hablemos de una mujer en una empresa energética

-Siempre aclaro lo mismo, no soy feminista y nunca estoy resaltando mi condición de mujer, simplemente creo en la igualdad de oportunidades. Sinceramente, nunca me imaginé llegar a este lugar, y nunca lo busqué. Siempre me vinieron a buscar. Soy consciente de que hay discriminación en un montón de casos y sectores, pero yo no puedo decir que eso me paso a mí. Las demoras que tuve en mi carrera, fue porque las elegí, yo tengo dos hijos, ahora grandes , una de 28 que es ingeniera agrónoma, uno de 26 que es economista, y los primeros años de vida de ellos, yo elegí trabajar part time por eso después a los 31 años trabaje full time acá en Cammuzzi y siempre me resulto muy difícil ese equilibrio entre mi casa y los hijos y ese trabajo, porque así como, yo e diría que para mí lo más importante es mi vida y para mí lo más desafiante era ser madre más que ser profesional.

-¿Y qué sucede en el resto del sector?

-Es un sector donde hay minoría de mujeres claramente, de hecho, mis pares son todos hombres. No sé si será que soy única hija mujer, tengo hermanos varones, pero no me resulta nada difícil trabajar con varones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés