Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Como en los aviones, perros y gatos ya pueden viajar en subte

La Legislatura porteña aprobó una ley que permite las mascotas en las líneas de subterráneos pero con limitaciones. 

Como en los aviones, perros y gatos ya pueden viajar en subte

"Porque sabemos que son un integrante más de la familia, ¿estás de acuerdo con que tu mascota pueda viajar en subte los fines de semana?", escribió el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, el 27 de septiembre pasado en su cuenta de twitter. La pregunta dio inicio a un encuesta online promovida por el funcionario entre los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires sobre la conveniencia o no de permitir viajes de mascotas en el subte. La consulta tuvo un resultado contundente ya que el 72% de los votantes se manifestó a favor, frente a un 28% en contra. En total participaron 151.800 personas. De ellos, 109.114 votaron por el sí, frente a las restantes 42.686 que lo rechazaron. Con este antecedente, ayer la Legislatura porteña aprobó la ley para que perros, gatos y sus dueños puedan viajar en las líneas que componen en sistema de subterráneos de Buenos Aires.


La normativa aprobada contó con el respaldo de 53 legisladores, tres abstenciones y ninguna oposición y viene a unirse a otras normativas a favor de los derechos de los animales que se conocieron por estos días. La más importante tiene que ver con la prohibición por parte del Congreso de las carreras de galgos en el ámbito nacional.


En el caso de los viajes en subte, tendrá importante repercusión en el día a día de los porteños, ya que en la Ciudad de Buenos Aires hay unos 430.000 perros y 250.000 gatos. Y al menos la mitad de los hogares tiene una mascota a la que -si se cree a las encuestas- consideran parte de la familia.


La normativa es similar a la que ya rige en las grandes capitales del mundo, y al estilo de lo que ya permite Aerolíneas Argentinas. De todos modos, tendrá todavía ciertas restricciones ya que, por ejemplo, no sera aplicable durante todos los días. Solamente regirá durante los fines de semana y los feriados, aunque fuera de las horas pico o de mayor concentración de pasajeros en el servicio.


Para ello, la nueva ley estipula que todas las formaciones de subterráneos tendrán por lo menos un vagón apto para recibir mascotas, que solo podrán viajar allí. Y, de acuerdo a lo establecido por la norma, cada pasajero mayor de edad podrá transportar sólo una mascota que deberá estar "alojada en una jaula o canil debidamente cerrado y ventilado".


En un principio la nueva ley limita la posibilidad de traslado solamente a perros y gatos domésticos. Y plantea una fase de prueba, para testear "el comportamiento de las mascotas en el servicio de transporte urbano". El objetivo de la legislación apunta a "mejorar la cohabitación entre los vecinos y los perros y gatos domésticos, atendiendo siempre a la tenencia responsable, evitando así riesgos para la salud y seguridad de la población durante el transcurso del viaje".


También, se estipula que la implementación se haga de una ‘forma paulatina‘. Para ello se fijó una ‘fase de prueba que permita ver el comportamiento resultante con el fin de evaluar la integración del transporte de mascotas al subte‘. En 180 días se hará un balance sobre cómo fue la relación entre pasajeros y mascotas, y se decidirán si fueran necesarias- modificaciones a la normativa.


Las Comisiones de Salud y Obras y Servicios Públicos de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires habían despachado el proyecto de ley de la diputada Natalia Fidel (SUMA+) "con la finalidad de brindar mejores posibilidades de movilidad a los usuarios del servicio que sean dueños de mascotas, garantizando la convivencia con el resto de los usuarios y el normal funcionamiento del servicio".