Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Como el champagne, la yerba mate tendrá su propia denominación de origen

Será reconocida por su indicación geográfica tal como sucede con la región francesa que produce vinos espumantes. El reconocimiento simboliza el registro y protección del producto y su calidad asociada a su vínculo geográfico y forma de elaboración. Argentina es el mayor productor de yerba mate del mundo, seguido por Brasil y Paraguay

Como el champagne, la yerba mate tendrá su propia denominación de origen

Al mejor estilo de lo que sucede con el champagne, que es una zona de Francia donde se produce la mayor parte de este bebida, también la yerba mate argentina será distinguida a nivel mundial con el mecanismo de denominación de origen.

Esto se debe a que recibirá el reconocimiento de su indicación geográfica, que simboliza el registro y protección del producto y su calidad particular asociada a su vínculo geográfico y modo de producción.

El reconocimiento se concretará hoy, en un acto que se celebrará a las 15 horas en un auditorio del Malba, y del que participarán autoridades del Ministerio de Agroindustria; referentes de organismos nacionales como Cancillería; Producción; INTA; Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). También estarán productores del litoral, funcionarios provinciales y embajadores de los principales destinos de exportación.
Obtener la denominación de origen para la zona, reservará para el producto elaborado en Misiones y Corrientes una denominación específica que no podrá ser usada por otros oferentes, aunque su producto fuera similar.

Es precisamente lo que sucede con el champagne elaborado en esa región francesa. En las etiquetas de las bebidas de este tipo que no son producidas allí se utilizan la palabra ’Champaña’ o ‘Espumante’.

En el largo plazo, según los analistas de este segmento la efectividad de la denominación de origen como herramienta de marketing, funciona en tanto pueda sostenerse un nivel de calidad en la elaboración del producto.

Eso será como un sello de garantía de calidad.

La Indicación Geográfica, simboliza el registro y protección del producto y su calidad particular asociada a su vínculo geográfico y modo de producción, explicaron a la agencia Télam expertos del sector.

De esta forma, la ’Yerba Mate Argentina’, producida en Misiones y Corrientes, recibirá el reconocimiento a través del Ministerio de Agroindustria, que conduce Ricardo Buryaile. "El agregado de valor forma parte del aporte que cada región y actividad puede trasmitir a través de sus alimentos y producciones", marcó Néstor Roulet, secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agricultura.

El funcionario además destacó que "nuestro compromiso es acompañar e impulsar el crecimiento de tejidos productivos y sociales, para mejorar en calidad y ampliar el mapa de consumo interno y global.

También señaló que "a través de este sello se brinda protección legal y registro a una infusión nacida en nuestro territorio, cuyo consumo está arraigado en la vida diaria de millones de personas. El sello garantiza una calidad vinculada con el origen geográfico y posibilita que el consumidor acceda a una mejor información a la hora de diferenciar el producto".

El área actual de mayor producción abarca Misiones y el noreste de Corrientes y constituye una de las más importantes agroindustrias regionales.

La yerba mate es un cultivo estratégico que moviliza tanto al sector productivo, como al industrial y comercial, sobre todo desde el punto de vista de la mano de obra. Su cadena productiva está conformada por pequeños productores que realizan esfuerzos para mejorar la calidad de su producto y que sea reconocido en el mundo. Sólo tres países en el mundo producen yerba mate con importancia económica y son Argentina, que es el que más superficie cultivada aporta con más de 165.000 hectáreas; Brasil cuenta con 85.000 hectáreas y Paraguay con 35.000 hectáreas.