Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Comienza el año de remates: Londres en busca de u$s 300 millones en ventas

Las principales casas subastarán lotes con bases altas, porque pocos se desprenden de las obras importantes y generalmente se trata de operaciones privadas. Estas ventas marcarán el humor del mercado

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista
0

El próximo martes finaliza el mes y comienza el año de subastas. Christie’s ofrece 50 importantes lotes, con un Paul Gauguin como estrella, realizada en Tahití y con buenas medidas (73 x 91 centímetros), que se espera que supere los u$s 22 millones. No parece descabellado cuando por una pintura de la época se han pagado u$s 300 millones.

Una gran pintura de Picasso (162 x 130 centímetros) de 1970 buscará superar los u$s 10 millones y un lindísimo Henri Matisse, (de 60 x 50 centímetros) de 1944 se pujará en u$s 8 millones. Una réplica de "El Beso", de Rodin, fundición realizada por el museo Rodin en ocho copias hace seis años, buscará superar los u$s 6 millones y también hay dos pinturas de Renoir que son atracción.

Luego llega el turno de los surrealistas y sorprende la base de u$s 20 millones que estiman por un René Magritte de 1960, de tamaño inusual (114 x 146 centímetros). El precio récord ha sido de u$s 13 millones así que parece mucho lo solicitado por esta obra.

Las mejores ofertas son otros Magritte, un lindísimo Paul Delvaux, Max Ernst, Picabia y Miró. El año pasado cosecharon u$s 170 millones y costará llegar a esa suma con lo ofrecido.

Sotheby’s, al día siguiente, se tiene mucha fe con la venta del "Jardín", de Klimt, por el cual esperan más de u$s 50 millones y que los chinos, que han pagado sumas enorme en compras privadas del austríaco, se hagan presentes al menos en el teléfono.

Hay un curioso Picasso, realizado días antes de terminada la Segunda Guerra, que es una planta de tomates que tenía en la ventana de su estudio. Es una lindísima obra que esperan supere los u$s 12 millones y que fue comprada por su dueño hace cuatro décadas y también hay otros cuatro Picassos millonarios.

Sorprende la base de un pequeño Gauguin (26 x 33 centímetros), también de Tahití, son u$s 8 millones y parece mucho. Altas bases para dos obras de Alfred Sisley que no suelen superar los u$s 6 millones. Un lindísimo desnudo al pastel de Degas, pero también en muy optimistas u$s 8 millones y un retrato masculino de Modigliani en u$s 12 millones de base. Sinceramente parece que se han pactado bases demasiado altas, pero esto es así porque nadie quiere desprenderse de las obras importantes y generalmente las están vendiendo en operaciones privadas, sería bueno que se vendan, porque si no el humor del mercado será muy malo.

De los 20 lotes surreales que ofrecen, se destacan un importante Salvador Dalí y una bellísima escultura de Jean Arp que buscará u$s 3 millones de dólares.

La venta del Gustav Klimt les permitirá llegar a los u$s 180 millones vendidos el año pasado. Creo que la participación de los compradores chinos será lo que defina la salud del mercado en este comienzo de año.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar