Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Colegios privados ofrecerán una suma ‘a cuenta’a sus docentes para asegurar el inicio de clases

Observan que las definiciones en torno de estas negociaciones están cada vez más lejos de llegar a un acuerdo y no quieren demorar el arranque del ciclo lectivo

Colegios privados ofrecerán una suma ‘a cuenta’a sus docentes para asegurar el inicio de clases

Las paritarias entre los gremios docentes y el Gobierno se ponen cada vez más duras y en los colegios privados comienzan a mirar cada vez más de cerca esta situación, ya que las diferencias entre ambas partes es muy grande.

Los maestros pretenden una mejora en sus salarios del 40% –o una revisión periódica de la pauta salarial–, mientras que desde el Estado la política es alejarse lo menos posible del 26%, una situación que sin dudas pone en riesgo el comienzo de las clases previsto para el 29 de este mes.

Previendo esta situación, los establecimientos educativos privados ya comienzan a analizar de qué forma podrían evitar que el conflicto demore el inicio del ciclo lectivo, y la solución que aparece más a la vista es otorgar a los docentes una suerte de "adelanto a cuenta de futuros aumentos".

Según dijeron a El Cronista fuentes del sector, son muchos los colegios privados que ven cada vez con mayor interés esta posibilidad, lo les permitiría arrancar las clases en tiempo y forma.

"Por cómo vemos que se están dando las cosas no es fácil pensar en que todo se resolverá a tiempo para que las clases comiencen el 29. Es por esto que se está pensando en la figura del adelanto", precisaron las fuentes.
Estas negociaciones se llevarán a cabo en forma particular e independiente entre cada colegio y su plantel profesional, y los adelantos pueden oscilar entre un 15% y un 20% del salario actual.

La situación en este sentido no es equitativa para todos. Aquellas escuelas que tengan un nivel de ingresos mayor desde ya tendrán más chances para elevar este ofrecimiento a sus docentes. El resto verá cómo sobrelleva esta situación, y en caso de no contar con demasiado margen de acción deberá resignarse y esperar a que cierre la paritaria.

En algunos casos, sin embargo, los propietarios de algunos establecimientos que no cuentan con la espalda suficiente incluso prefieren tomar algún préstamo bancario, a cambio de lograr un acuerdo con los docentes y no poner en riesgo el comienzo del ciclo lectivo.

Luego, el incremento que se obtenga de la paritaria se trasladará en forma directa a las cuotas, que subirán en la medida que lo hagan los salarios de los maestros y en los mismos plazos establecidos entre gremios y Gobierno.

El impacto que tendrá esta posible resolución por parte de los privados será diferente en cada provincia.
En Capital Federal, por ejemplo, el 50% de los establecimientos no están bajo el mando estatal (que albergan a 350.000 alumnos), cifra que cae al 36% en la provincia de Buenos Aires (con 1,6 millones de estudiantes). A nivel nacional, el 24% depende del Estado.

En cuanto al costo de las cuotas, las diferencias también son notorias.

Si bien hay colegios que pueden cobrar varias veces más, en Capital Federal el costo promedio es de $ 1200, en tanto que en la provincia de Buenos Aires se reduce hasta los 600 pesos.