Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Claudio Muruzábal, CEO de SAP: "Se ven proyectos donde hace falta agregar tecnología"

Tiene más de 25 años en la industria de IT. Lideró la evolución de la empresa Neoris, que dejó de ser la unidad de negocios de tecnología de Cemex. Antes, fue vicepresidente de Teradata y de NCR, para Latinoamérica. Tiene un máster en Administración de Empresas (MBA) de The Fuqua School of Business de Duke University y el título de Administración de Empresas de la UCA

Claudio Muruzábal, CEO de SAP:

La empresa SAP, un gigante global de software y tecnología, fue una de las empresas que el año pasado anunció su interés en ampliar su presencia en la Argentina. Hoy continúa con expectativas optimistas para sus negocios en el mercado local. Claudio Muruzábal, su CEO para la región.

–SAP fue una de las empresas que anunció inversiones el año pasado, luego del cambio de gobierno. ¿Cuáles son hoy las expectativas para el negocio?
–Uno no escapa a lo que podemos leer todos los días, pero somos optimistas por muchas razones. Una es muy clara: cuando hay un cambio de tendencia, las empresas como la nuestra son las primeras en observarlo porque se empiezan a ver nuevos proyectos donde hace falta agregar la tecnología. Eso está ocurriendo, más allá de la coyuntura, del día a día. Hay una actividad muy importante alrededor. Seguimos invirtiendo en recursos humanos, en traer las últimas tecnologías a la Argentina y a la región. Las empresas tienen un interés de absorber este tipo de tecnologías, lo que nos hace pensar que vamos en la dirección correcta.

–Pero había quizá expectativas de que las inversiones fueran más rápidas
–Todos queremos ver que las cosas ocurran más rápido, pero lleva tiempo.

–¿Qué incluye el plan de expansión para la Argentina?
–Aparte de de la operación doméstica, donde atendemos a clientes locales, tenemos una serie de plataformas que proveen servicios al mundo como los administrativos ya que desde aquí se factura y se hace el seguimiento de cobranzas de todos los clientes de América. Otros son los servicios técnicos. Ambas áreas van a seguir creciendo y vamos a seguir invirtiendo en mayor cantidad de recursos humanos. En este negocio, las inversiones son muy diferentes a una empresa de manufactura. Lo nuestro es capacitación, más recursos humanos, nuevas tecnologías y en eso seguimos invirtiendo este año.

–¿Cómo evolucionó el negocio de la compañía el año pasado?
–La computación en la nube en la región ha tenido un vuelco muy importante. Preveíamos que el mercado iba a reaccionar porque hubo previamente un par de años de evangelización, de explicar de qué se trataba, y un vuelco en la segunda mitad de 2016 donde en el tercer y el cuarto trimestre duplicamos el tamaño del negocio. Es muy alentador. En computación en la nube tenemos software específico, no vendemos infraestructura como puede ser el caso de Google o Amazon. En ese sentido, 2016 fue un buen año.

–¿Cuáles son las causas de este cambio de tendencia y de aceleración en la adopción de cloud?
–La región, en términos generales no está pasando un momento de mayor crecimiento. En cualquiera de los países hay dificultades. Esto hace que la capacidad de acceso a capital propio o a los mercados que puedan proveer inversiones esté reducida. Por lo tanto, el capex disponible también. La alternativa de cloud ofrece acceder a los servicios sin necesidad de una inversión de capital, pagando a medida que se consume. Es una de las razones por las que se aceleró el acceso a este tipo de servicios.

–¿El nivel de uso de esta tecnología en la región está muy atrasado con respecto a otros países?
–La brecha se está achicando. Todo esto tiene un trasfondo que es la economía digital, que está presente en cualquier cosa, tanto de nuestra vida personal como de los negocios. No hay ningún negocio que no sea un negocio digital hoy. Si vendés cemento, es más fácil comprarlo y hacer el seguimiento de la entrega por Internet y facturar en forma electrónica. Sin embargo, los índices de porcentaje de participación de la economía digital en la región, medido en la forma más estricta, es alrededor del 4% al 5% del PBI de la región proviene de la economía digital. En Europa y en Estados Unidos el ratio es entre 8% y 10%, el doble. Hay un gap a cubrir importante.

–¿Tienen dificultad para reclutar talento con perfiles especializados en tecnología en el país?
–La Argentina tiene una generación de talento en ingeniería e informática que es ejemplar. También de profesionales egresados en carreras terciarias, porque a veces no hace falta una carrera universitaria. La salida laboral para carreras terciarias es muy positiva. La creatividad y productividad de los profesionales argentinos es muy bien recibida comparativamente. Algo positivo es que a partir del año pasado la Universidad de Buenos Aires tuvo por primera vez mayor cantidad de alumnos inscriptos en carreras técnicas que humanísticas. Hay mayor interés de entrar en carreras técnicas que están alineadas con la salida laboral.