Claudio Belocopitt: "La política habla de la salud pero la realidad es que le interesa poco"

El presidente de Swiss Medical Group apuntó no sólo al Gobierno sino al arco político en general por no llevar adelante medidas que mejoren la ecuación de las compañías del sector.

El conflicto entre clínicas, empresas de medicina privada y el Gobierno se volvió a calentar. Una vez más, los prestadores les reclaman a las empresas una mejora cercana al 15% en sus tarifas, aunque estas últimas esperan el visto bueno oficial para aumentar sus cuotas, algo que no llega.

Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group, no sólo se mostró molesto con esta situación, sino que además apuntó contra el accionar del Gobierno en particular, aunque en su crítica incluyó también a todo el arco político.

"La política en general habla de la salud pero la realidad es que le interesa poco. Por errores que se cometen estamos quedando expuestos a medidas antipáticas todos los años, como los cortes de servicios, sin ninguna necesidad", sostuvo.

¿Por qué habla de desinterés?
En el caso de las prepagas, por ejemplo, los últimos dos años se nos hizo firmar paritarias bajo el compromiso de que se habilitarían los recursos para afrontar eso, y después no obtuvimos nada de lo acordado. De ahí se produce el desfazaje que se reclama ahora.

¿Cree que hay intencionalidad en todo esto?
No lo se, pero me gustaría saberlo. Muchas veces la gente piensa que el sector privado es quien debe suplantar al público, porque lo ve como un impuesto. Pero hoy no hay otra alternativa; la salud pública como está funcionando es complicada. A nosotros nos conviene que el sector público funcione de la mejor manera porque el nuestro no es un negocio de cantidad, sino de calidad. Este sistema se lo debe dejar liberado a lo que es la decisión entre el usuario y la empresa, como en otros casos.

¿Y por qué cree que no ocurre?
También sería bueno saberlo. ¿Qué es lo que pasa cuando se permite que los colegios privados aumenten sus cuotas 35%, por ejemplo, y a la medicina privada se la deja en cero? En ambos casos se trata de cuestiones que tienen que ver absolutamente con decisiones privadas de cada persona.

¿Hoy el sector está en crisis?
Los prestadores reclaman un retraso tarifario de hasta 15% que es real y que se acumula hace dos años. Pero el problema más serio es que vencen las paritarias de Sanidad el 30 de junio y hay que negociarlas en malas condiciones, ya que todavía no hay una política de aumento establecida.

¿Y cómo negociarán paritarias?
El sector no está en condiciones de negociar nada, simplemente porque no tiene nada. Tenemos la paradoja de ser un ser un sector con tarifas reguladas, pero su estructura de costos no. Entonces la posibilidad de trabajar sobre la paritaria en este caso es nula. Es la Superintendencia de Servicios de Salud quien debe determinar cómo debería ser la paritaria 2015, cómo impacta esa consideración en los costos e informarle a las empresas para que oferten a los sindicatos. Hoy, cuando las clínicas reciben el pedido de mejora salarial les resulta imposible cerrar algo porque cuando les preguntan a las prepagas qué actualización le darán, reciben como respuesta un "no se". Todo esto se destrabaría con un cronograma de aumentos anual que contenga variables lógicas.

¿Esto mejoraría la situación?
Sería un comienzo. Cuando la Superintendencia diga "considero que la actualización de tarifas es X", se trabajará con eso y a partir de allí se discutiría. Lo absurdo de la situación actual es que no hay chances de sentarse a negociar con el sindicato porque cuando ellos dicen 10, decimos cero porque no tenemos nada. La distancia es gigante; no hay ni para arrancar el primer round. Hoy se estima que el sindicato pedirá cerca de un 36%. Pero para nosotros es indistinto porque hoy no tenemos nada. Si nos piden 26% tampoco podemos cerrar.

Tags relacionados
Noticias del día