Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

César Alierta dejó el consejo de Telefónica

Fue presidente de Telefónica durante 16 años hasta su renuncia en 2016. Cubría un puesto de transición. 

César Alierta dejó el consejo de Telefónica

César Alierta, el expresidente de la operadora de telecomunicaciones, anunció que abandonará el consejo de Telefónica al terminar este año su mandato y no renovará en la próxima junta de accionistas.

La decisión fue tomada por el propio Alierta, que consideró que concluyó el proceso de transición tras dejar la presidencia ejecutiva el pasado 8 de abril de 2016 y pasado más de un año con la compañía bajo la presidencia de José María Álvarez-Pallete.

El puesto que deja libre Alierta, que fue consejero en Telefónica desde 1997, no se cubrirá, de forma que el órgano de gestión de la operadora pase de 18 a 17 miembros, más en consonancia con las normas de buen gobierno que aconsejan que los consejos no excedan de los 15 miembros.

Las que sí que se cubrirán serán las bajas de los otros dos consejeros: Pablo Isla y Gonzalo Hinojosa. Serán sustituidos por Francisco Riberas, co-presidente de Gestamp y de ACEK, el holding de la familia Riberas, y por Carmen García de Andrés, es socia de PriceWaterhouse Coopers y actual presidenta de la Fundación Tomillo.

Con la nueva composición, el consejo de Telefónica continúa su camino para acercarse, paulatinamente, a los estándares del Buen Gobierno. Así, y al reducirse el volumen de consejeros, el número de vocales independientes se situará en 9 -los mismos que ahora- pero la proporción de independientes sobre el total subirá al 53%, superando así la recomendación de que los independientes sean, al menos, el 50% del consejo.

Además, también se eleva notablemente el porcentaje de mujeres, al pasar de 2 de 18, que supone el 11% del total, a 3 de 17, que representa el 18%. Con todo, esta cifra aún se queda muy lejos de las recomendaciones de Buen Gobierno, que establecen que el 33% de los puestos del consejo deberán ser ocupados por mujeres antes del 2020. Para cumplirlo y con el actual tamaño, el número de mujeres aún debería subir a 5 ó 6 vocales.

Con los dos nuevos nombramientos, son ya seis los nuevos consejeros que se incorporaron en el último año, desde que Álvarez-Pallete tomo posesión.