Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cerca del récord de 2013, durante el año pasado se vendieron 6740 autos por día

El récord de 1.772.920 unidades usadas comercializadas hizo que, sumadas a las de 0km, se achicara a menos de 400.000 la brecha con la mejor marca de la historia

Cerca del récord de 2013, durante el año pasado se vendieron 6740 autos por día

Apenas 400.000 operaciones hicieron que 2015 no se convierta en el de mayor ventas de automóviles de la historia en la Argentina.

El excelente año del sector de los usados hizo que el monto final de operaciones no sufriera tanto la caída de los 0 km en el año del impuestazo y la suba de precios.

La Cámara del Comercio Automotor (CCA), informó que durante 2015 se transfirieron 1.772.920 unidades usadas, lo que significó una suba de 7,98% comparado con igual período de 2014 (1.641.869 vehículos).

La cifra es un poco menor a la que el sector que agrupa a los concesionarios de unidades usadas mostraba en 2013 –1.845.263 operaciones– el mejor año de toda la historia de la industria.

"Durante el 2015 se comercializaron en Argentina la cifra récord de casi 1.773.000 unidades de vehículos usados. En un año que fue muy complejo para la industria automotriz en general, nuestro mercado siguió muy demandado y los precios se mantuvieron competitivos", explicó Alberto Príncipe, titular de la CCA.

"Con la llegada del nuevo gobierno hay nuevas reglas de juego y deberemos esperar que transcurra el primer semestre, para tener una tendencia sobre cómo evolucionará el sector durante 2016" agregó el concesionario que también comercializa 0 km importados.

Los poco menos de dos millones se suman a las 643.672 unidades de 0 km que los concesionarios agrupados en la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) comercializaron durante el 2015, lo que significa que durante todo el año pasado se realizaron 2.460.084 operaciones de compra/venta de unidades.

En medio de un año en donde el "impuestazo" golpeaba de lleno al sector de los 0 km, los concesionarios acusaban un agotamiento del stock existente y el faltante de entrega de unidades nuevas, se vendieron 280 autos por hora, lo que significaron 6740 operaciones en cada uno de los días hábiles del año.

Comparado con el 2013 cuando la industria automotriz mostraba números récords de venta la diferencia total no parece tan importante pero, si se lo lleva a las operaciones diarios, la brecha es de casi el doble (11.437 operaciones diarias).

Pese a que el volumen de ventas que logró sumar los concesionarios de 0 km y de usados es 12,2% menor que el que habían obtenido en conjunto durante el récord de 2013, en ambos salones de ventas se muestran optimista con lo que se puede desarrollar este año en el negocio.

Para Príncipe "será un año de grandes desafíos para nuestro sector. Un sector que viene acumulando diferentes problemáticas en todo el país y que las abordaremos junto al gobierno nacional y provinciales para encontrar coincidencias que lleven a las soluciones de las mismas".

Por el lado de los concesionarios de 0 km, el titular de Acara, Abel Bomrad, dijo que el sector entiende que "a partir de enero se volverá a tener niveles de crecimiento de acuerdo a la tendencia anterior".

Los vendedores tenían expectativa en el impacto positivo que podrá tener en la decisión del Gobierno de reducir las alícuotas de impuestos internos a los autos que superen los $ 350.000 a los que se le aplicará una tasa del 10% y para los que superen los $ 800.000 un recargo de 20% sobre el valor de venta.

A esto se le suma que, por otra parte, también esperan que se incremente la oferta de unidades tanto en cantidad como en modelos a partir de la liberación de las restricciones cambiarias y la caída del sistema de DJAI.