Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Casi la mitad de los argentinos destina 16 días por año solo para ir y volver de su trabajo

La cantidad de días es igual a 23.760 minutos. El 76% de los empleados utiliza el colectivo para trasladarse. Y la mayoría desembolsa entre $ 15 y $ 50 diarios en los medios de transportes públicos

Casi la mitad de los argentinos destina 16 días por año solo para ir y volver de su trabajo

De casa al trabajo y del trabajo a casa. Para muchos empleados, ese trayecto de su hogar a su lugar laboral puede convertirse en una pequeña odisea cotidiana. Más aún para los que viven en la Ciudad de Buenos Aires, donde cortes y piquetes –una situación que se repite casi a diario– complican y hasta duplican el tiempo de llegada.

De hecho, un relevamiento sobre hábitos laborales realizado por el Grupo Gestión especializado en Recursos Humanos, en los principales centros urbanos del país como son la Capital Federal, Gran Buenos Aires, Córdoba Capital y Rosario y del que participaron más de 1000 personas, da cuenta de esta realidad. Según la encuesta, el 42,8% de los empleados demoran entre 30 minutos y una hora para llegar a su oficina o lugar de trabajo. Lo mismo tardan para el regreso, lo cual significa que, en promedio, insumen 90 minutos diarios para ir y regresar, aunque todo depende también de los horarios a usar para llegar o irse de sus respectivos lugares laborales.

Haciendo cuentas por los días anuales laborables que son 264, sin los fines de semana, la cifra representa un promedio de 396 horas al año, lo cual significa a su vez que casi la mitad de los argentinos utiliza 16 días y medio para el traslado y regreso del trabajo. Es decir, un poco más de medio mes.

Otro 28,8% tarda entre 15 y 30 minutos; 18,87% entre una hora y una hora y media: 9,14% entre una hora y media y dos horas; 2,28%, entre dos y tres horas; y 0,2% más de tres horas.

Medios de transporte

Para trasladarse, el 76% utiliza el colectivo.

Del resto de los consultados que usa el transporte público, el 23,73% prefiere tren y el 9,93% el subte. En tanto, un 17,97% viaja en su propio auto y un 12,91% en moto. Solo el 7,94% va y viene a su empleo caminando.

En el caso de la bicicleta sólo la elige el 5,56% de los consultados a pesar de que es un hábito que va generando más adeptos día a día y que la infraestructura de las ciudades va mejorando para posibilitar su uso.

Otra modalidad es la de compartir el auto, que ya suma un 3,38% del total de los empleados.

Por último, un 1,69% viaja en combi o chárter y 0,99% lo hace en taxi o remís.

¿Y el gasto?

La mayoría desembolsa entre $ 15 y $ 50 entre ida y vuelta. Otro 30,88% gasta entre $ 15 y $ 25; un 27,71%, entre $ 25 y $ 5; el 23,34% tiene un consumo menor a $ 15. A su vez, un 13,9% gasta entre $ 50 y $ 100. Solo el 2,58% emplea más de $ 100 y apenas un 3,18% contestó que el traslado no le insume ningún gasto.

Pero a pesar de los datos de la encuesta, cada vez más trabajadores, o por lo menos los que trabajan en grandes empresas, cuentan con diferentes opciones de trabajo remoto que le permiten evitar el viaje durante algunos días a la semana.

Según un trabajo de investigación realizado por la compañía tecnológica Citrix en varios países de la región, en Argentina el 60% de los encuestados consideraría probable dejar su trabajo actual para poder trabajar de manera remota.

Además, casi el 80% señaló preferir un empleo con "horario flexible", contra un 20% que manifestó un trabajo con horario fijo, como puede ser de 9 a 18. "El equilibrio entre vida personal y laboral" fue nombrado en la encuesta como uno de los tres factores más importantes al buscar un nuevo empleo. Y el 48% consideró que trabajar de manera remota lo ayudaría a lograr ese equilibrio.

Por otro lado, también crece el acceso a herramientas de comunicación para trabajar, a pesar de estar lejos de la oficina. El 83% de los encuestados manifestó tener la posibilidad de acceder a su correo electrónico corporativo desde el celular o tablet, y el 78% dijo discutir con colegas sobre temas pendientes laborales a través de aplicaciones como WhatsApp.