Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Carne, vino y mate: emblemas que salen a recuperar mercados externos

"Mientras hacemos el asado nos tomamos un mate y después viene el vino", resume Angel Leotta, titular de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) para ejemplificar el lugar central que estos tres productos tienen en la mesa de los argentinos. A partir de ahora, sus cadenas productivas se unirán con el objetivo de promocionar su consumo en mercados externos.

Ayer, la Coviar, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva), el Instituto Nacional de la Yerba Mate y el Ministerio de Agroindustria de la Nación firmaron un convenio de cooperación con la finalidad de promover esos alimentos representativos de la producción nacional en otros países.

El acuerdo reconoce a la promoción como herramienta para competir en mercados internacionales. Las autoridades que participaron de su firma explicaron que la idea surgió hace una década pero que no pudo implementarse por la falta de apoyo del Gobierno anterior.

Aunque por el momento no hay ninguna actividad conjunta ya definida, se espera que en las próximas ferias internacionales donde participe cada una de las instituciones se sume al resto a las acciones de promoción. "Nuestro desafío es dejar de vender productos al mundo y comenzar a vender experiencias. Parecen muy distintas las cadenas entre sí, pero son fundamentales en cada una de nuestras casas y nos unen a buena parte de nuestros afectos", indicó Ricardo Negri, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca.

La Argentina es el quinto productor mundial de vino y el décimo exportador con una participación del 2,6% en el comercio mundial. El año pasado, las exportaciones cayeron entre 6% y 7% comparadas con el año anterior. "Para nosotros esa caída es grande y ocurrió por muchos factores y últimamente el dólar no nos acompaña en la competitividad de nuestros productos. Lo mejor que tenía el vino era su buena relación precio calidad. Pero vamos a volver a retomar los mercados que perdimos", dijo Leotta.

En el caso de la carne, también hay una importante pérdida de mercados. Las exportaciones pasaron de 800.000 toneladas en 2006 a las 250.000 toneladas que se registraron el año pasado. La Argentina ya está fuera del top ten de los exportadores de carne. "La idea es que donde estemos podamos optimizar los recursos. En mayo vamos a estar con un stand en China de 800 metros cuadrados, un restaurante y con presencia de más de 20 empresas. Puede haber ahí mate y vino tinto", señaló Ulises Forte, presidente del Ipcva. La agenda del instituto para este año incluyó promociones en Dubai, por ejemplo, la próxima edición de SIAL en Shanghai y proyecta acciones en Inglaterra, Canadá y Alemania. La expectativa de los productores es lograr una exportación de 500.000 toneladas sin afectar el mercado interno.

La yerba mate, en tanto, es el producto tradicional argentino menos conocido e el exterior. En general se consume en algunos mercados de la región y en países que también son productores. Argentina es el principal productor mundial, seguido por Brasil y Paraguay. De lo que se produce localmente hoy se exporta el 13%. "Es muy importante tener un sello de identidad para que nos identifiquen como producto argentino y poder ampliar mercados. Hoy el consumo a nivel nacional está estancado. Hace 15 años que estamos en 250 millones de kilos promedio por año para el mercado local, que serían seis kilos per capita. Si estamos igual es que está disminuyendo el consumo", explicó Alberto Re, titular del Instituto Nacional de la Yerba Mate.

Por eso, este año harán campaña también en el mercado interno con foco en los aspectos saludables de esta bebida. Re considera que es posible que la Argentina recupere mercados para la yerba mate que fue perdiendo. Hace décadas estaba presente en casi toda América Latina pero hoy su consumo se reduce a los países productores.

"Estamos muy entusiasmados. Poder coordinar con estos otros dos productos emblemáticos va a ser muy bueno. La presencia en ferias la vamos a coordinar", anticipó.