Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cada vez más, las pastas del domingo se pagan con tarjeta de crédito

Según la cámara que agrupa a los fabricantes de pastas frescas, un porcentaje mayor a 50% de las compras se realizan con plásticos, y por montos superiores a los $ 300. Argentina figura entre los 10 países donde más pastas se come, con una media de nueve kilos por año per cápita, entre frescas y secas, consumo que en 2016 se mantuvo estable

Cada vez más, las pastas del domingo se pagan con tarjeta de crédito

Si hay una costumbre de la que los argentinos no se privan, es la de comer pastas los domingos. Y si la economía está difícil, la tarjeta viene al rescate de la mesa familiar. "Cada vez más gente nos paga con tarjeta de crédito", señaló Gustavo Fernández, presidente del Centro de Fabricantes de Pastas Frescas de la Capital Federal. "Hace unos años, dos de cada 10 ventas eran con tarjeta, pero este año fueron más del 50%", destacó el comerciante y aseguró que en la Ciudad de Buenos Aires, "casi la totalidad de los locales trabaja con plásticos, porque sino se pierden ventas".

Según Fernández, "ofrecer la alternativa de pagar con crédito nos ayuda, pero también nos quita rentabilidad, ya que no podemos imponer un monto mínimo, y los bancos se llevan una comisión del 3% que para emprendimientos familiares como los nuestros, donde se trabaja con márgenes mínimos, resulta difícil de afrontar".

Por eso y como integrante de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), la entidad que agrupa a los fabricantes de pastas viene bregando por la aprobación de una nueva Ley de Tarjetas, que ya cuenta con media sanción del Senado, pero no pudo ser tratada en Diputados en las sesiones ordinarias. La normativa permitiría reducir de 1,5% a cero la comisión que cobran los bancos por tarjetas de débito y de 3% a 1,5% en el caso de las de crédito.

De acuerdo a datos de la entidad empresarial, en la Ciudad de Buenos Aires hay unas 400 fábricas de pastas, y a lo largo del país cerca de 2000, con un promedio de tres a cuatro empleados por local.

Este concepto de producción artesanal y venta en el mismo local es característico de Argentina y Uruguay. "No existe ni en Italia ni en ningún país de América latina, y de hecho se quiso exportar el formato a Miami y no funcionó", comentó Fernández.

Es más, Argentina se ubica en el puesto número seis en consumo de pastas (frescas y secas) con nueve kilos por año por habitante. Ocupa el segundo lugar en América latina, detrás de Venezuela, pero lejos de Italia, que ostenta el récord con 25 kilos anuales per cápita.

A diferencia de lo que ocurrió con el consumo de carne, que cayó casi un 10% este año, ubicándose en un piso de 55 kilos anuales por habitante, el consumo de pastas se mantuvo estable y hasta se incrementó levemente en volumen. "A esto contribuyó el clima, porque el invierno empezó temprano, y nosotros vendemos más los días nublados y de frío. Si el domingo está lluvioso, seguro le ganamos al asado", confirma Fernández.

Los picos de ventas de pastas frescas se registran siempre los domingos de invierno, y en especial, para el Día del Padre, un festejo que casi siempre se hace cocinando en los hogares. "Este año, la fecha cayó en medio de dos feriados, entre la conmemoración de la muerte de Martín Güemes y el día de la Bandera, por lo que mucha gente se tomó el fin de semana y las ventas se resintieron. Por eso nuestra propuesta, desde la Asociación, es pasar el día del padre al segundo domingo de junio", comentó.

En cuanto a los precios, "se ajustaron entre un 35 y 40%, acompañando la inflación. Pero tuvimos que absorber muchos costos, como el impacto de las tarifas de luz, gas y agua, que fueron muy fuertes", señaló Fernández, y agregó que el aumento de las exportaciones de trigo (hace más de un año que se levantó el cupo exportador) "podría encarecer el costo de este insumo en el mercado local".

En tanto, Fernández también se ocupó de desmitificar algunos pre conceptos que existen respecto de las pastas: "No es cierto que engorden. Son un alimento liviano, nutritivo y tienen muy pocas calorías. Eso sí -recomendó-, hay que servirse porciones moderadas y evitar acompañarlas con salsas pesadas o muy grasosas".