Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Buenos Aires, entre las preferidas por los ejecutivos como mejores para vivir

Los hombres de negocios extranjeros destacan el acceso a la educación y el entorno económico, mas allá de los problemas políticos y sociales y su caos de tránsito

Buenos Aires, entre las preferidas por los ejecutivos como mejores para vivir

A pesar de los conflictos gremiales, las marchas en reclamo de reivindicaciones sociales, los paros y movilizaciones y el caos vehicular con los que empezó el año y con los que a diario nos encontramos los porteños, la Capital Federal sigue siendo una de las ciudades con mejor calidad de vida de América Latina y también a nivel mundial.

Por lo menos así se desprende de un ranking global que elabora todos los años la consultora Mercer y que mide entre otros factores el entorno político y social, económico, sociocultural, escuelas y servicios públicos. En ese contexto, la capital argentina se ubicó en el segundo lugar entre las ciudades de América del Sur, sólo detrás de Montevideo, y en el puesto 93l.

El ranking está dirigido a empresas multinacionales que deben enviar a sus ejecutivos a otros países y por ese motivo se considera importante a la hora de analizar la performance porteña. Este año, la consulta midió las condiciones de vida en más de 231 ciudades según 10 categorías como estabilidad política; delincuencia; entorno económico y sociocultural; educación (disponibilidad de escuelas internacionales) y medio ambiente. En este marco, Buenos Aires tuvo una mejor calificación que otras grandes urbes de la región como, por ejemplo, Brasilia (109); Río de Janeiro (118); San Pablo (121) y Manaos (127); y las mexicanas Monterrey (110) y México DF (128). Los puestos más bajos, en tanto, fueron para La Paz (157) y Caracas (189).

"Las variables mejor ponderadas en nuestra ciudad son el ambiente natural y las escuelas y educación y las menos están relacionadas con el ambiente político-social y el tiempo que lleva trasladarse de un lugar a otro", señaló Valeria Bohórquez, directora del negocio de Career en Mercer Argentina.

"Son los temas en los que sale peor calificada, pero no quiere decir que no esté mejor que otras. Hay que tener en cuenta que es un ranking armado por ejecutivos expatriados, no por quienes padecen las peores situaciones de la ciudad", agregó.

En Latinoamérica, Point-a-Pitre (Guadalupe) es la ciudad con mejor calidad de vida (73), seguida por San Juan de Puerto Rico (75) y Montevideo (79), que se mantuvo en los primeros tres lugares de la región por dos años consecutivos. Luego figuran Buenos Aires (93), Santiago de Chile (95) y Panamá (97).

"Buenos Aires no varió su posición respecto al año anterior pero nos sorprendió una pequeña mejora en cómo perciben los expatriados el entorno económico porteño, una de las categorías que se analizan", aclaró Bohórquez. En otras ciudades de la región se registraron cambios con respecto al ranking del año anterior como los casos de Montevideo, Santiago y Ciudad de Panamá, que cayeron un puesto. Sólo dos ciudades de Sudamérica mejoraron: Quito (subió siete puestos) y Bogotá, a diferencia de las centroamericanas que cayeron cuatro puestos en promedio, como consecuencia de deterioros en el ámbito político y social, servicios públicos y de transporte entre otros.

Más allá del ranking general, si se toma en cuenta sólo la categoría infraestructura, Buenos Aires alcanzó el puesto 89 global y el segundo en América del Sur, detrás de Santiago de Chile. La peor calificación fue para La Paz.

Este aspecto es clave para las multinacionales a la hora de decidir dónde establecerse y enviar a sus trabajadores, ya que se miden aspectos como el fácil acceso al transporte, el suministro de electricidad y agua potable. "Buenos Aires salió bien posicionada respecto a otras ciudades de la región. Por supuesto que hay cosas para mejorar pero en comparación con el resto de las ciudades tiene ventajas que son claras", afirmó la ejecutiva.