U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Biotecnología, tics y energías renovables, los nuevos retoños verdes

Los clusters de nanotecnología, biotecnología y tics en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires y el desarrollo del litio en Jujuy diversificarán las exportaciones

Daniel Gómez, economista Senior del Banco Mundial

Daniel Gómez, economista Senior del Banco Mundial

"En la Argentina conviven sectores industriales de baja productividad y eficiencia, con otros de alta tecnología e innovación que son clave para diversificar las exportaciones", sostuvo Daniel Gómez, economista senior del Banco Mundial, durante el Encuentro Anual de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) que se realizó ayer en Parque Norte.

Ante un auditorio colmado de empresarios, el especialista señaló que, si bien la Argentina basa sus exportaciones en un sector tradicional y con amplias ventajas comparativas como el agro, "hoy el desafío es diversificar esa oferta y sumar nuevos sectores exportadores".

Para esto, "el país cuenta con un sector empresario privado muy innovador y resiliente. No por nada, cuatro de los seis unicornios (empresas que valen más de u$s 1000 millones) latinoamericanos son argentinos", destacó Gómez, en referencia a Despegar, Mercadolibre, Globant y OLX, compañías que han trascendido fronteras y hoy cotizan en bolsas internacionales.

Estas cuatro compañías, fundadas por emprendedores locales y con un grado de internacionalización importante, surgieron durante un período crítico de la economía argentina, entre fines de los años 90 y principios de los 2000, lo cual reafirma aquel dicho de que "las crisis generan oportunidades".

Hoy, entre los nuevos "retoños verdes" que podrían aportar divisas al país, el organismo multilateral de crédito identificó "los clusters de biotecnología, nanotecnología y tics en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, así como el desarrollo del litio y las energías renovables en el noroeste, con epicentro en Jujuy".

Se trata de sectores de rápido crecimiento, y creadores de valor agregado y empleo de calidad, cuya competitividad externa no está atada al tipo de cambio.

"Siempre se habla de los problemas que tiene Argentina y de todo lo que le falta. Pues yo les vengo a decir lo mucho que tienen en un sector científico tecnológico de alta eficiencia", señaló el economista colombiano. "Hemos visitado laboratorios en la zona central del país, y también pudimos ver en el Norte todo el desarrollo en torno al litio y las energías renovables.

El país tiene enormes oportunidades en algunos subsectores de manufacturas y en el sector de servicios innovadores de alta tecnología", vaticinó.

"Hay que promover procesos económicos a largo plazo, para fomentar la competitividad de las empresas", sostuvo Gómez. "Y para esto hay que pensar más allá de los ciclos políticos", advirtió Gómez durante su presentación en el panel de "Innovación en los Negocios", del que también participaron el economista José Fanelli y el politólogo Eduardo Fidanza.

El ejecutivo del Banco Mundial también destacó que, "para insertarse en un mundo donde reina el proteccionismo, y nos enteramos que (el presidente de los Estados Unidos, Donald) Trump subsidia a sus granjeros, hay que mejorar la productividad y generar una agenda de competitividad con reglas claras".

En su comercio exterior, "la Argentina tiene uno de los aranceles más altos de la región -sostuvo Gómez-, del orden del 14%, cuando el promedio del resto de los países está en el 4%. "Además, debe reducir sus barreras para-arancelarias", recomendó.